El juez Eloy Velasco, que instruye el caso Púnica, ha citado a otras 40 personas, implicadas  por el cabecilla de esta trama corrupta junto con Francisco Granados, el empresario David Marjaliza.

Marjaliza les implicó de forma directa durante su declaración ante el titular del juzgado de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, durante su declaración de trece horas ante el juez, en junio pasado, según adelanta la Cadena SER.

Cargos de Madrid, Valencia, León y Murcia
El empresario declaró que cargos políticos, la mayor parte del Partido Popular, le exigían “mordidas” a cambio de adjudicaciones y que él pagaba “a veces en bolsas” cantidades que superaban “los 15.000 euros”.

Las identidades de los citados no se conoce, dado que esta nueva fase de la investigación permanece bajo secreto de sumario. Fuentes de la investigación han confirmado que se trata de exalcaldes y regidores actualmente en el cargo, además de concejales y funcionarios de la Comunidad de Madrid, Valencia, León y Murcia. Sí ha trascendido que entre los imputados que tendrán que declarar ante el juez Velasco se encuentra el exalcalde del PP de Gandía Arturo Torró.

El juez no podrá escuchar a cuatro aforados
Hay cuatro cargos públicos que el juez no podrá citar por su condición de aforados y que Marjaliza citó en su declaración: eal consejero de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, Jaime González Taboada, el diputado regional del PP madrileño Bartolomé González, a la diputada de Ciudadanos, también en la Asamblea de Madrid, Eva Borox y el diputado autonómico valenciano del PP, Víctor Soler.

De acuerdo con la declaración de Marjaliza ante el juez, González Taboada le facilitó contratos desde la gestora pública de suelo Arpegio; Bartolomé González colaboró con la trama en su etapa como alcalde de Alcalá de Henares; Eva Borox “silenció” los evidentes fraudes en Valdemoro; mientras que el diputado valenciano Víctor Soler estuvo vinculado con adjudicaciones fraudulentas en Gandía en la pasada legislatura.