Los Duques de Palma, la infanta Cristina y su esposo Iñaki Urdangarin, salen de su casa de Pedralbes en Barcelona. EFE/Archivo Los Duques de Palma, la infanta Cristina y su esposo Iñaki Urdangarin, salen de su casa de Pedralbes en Barcelona. EFE/Archivo



El lujoso palacete de Pedralbes está a punto de ser embargado salvo que Iñaki Urdangarin y su socio Diego Torres paguen los 6,4 millones de euros que les exige el juez Castro por responsabilidad civil. Según publica este viernes el diario El País, el juez Castro ultima ya el bloqueo patrimonial de esta vivienda y otras tres que los duques poseen en Palma  y Terrassa. Afectaría sólo a la mitad perteneciente a Iñaki Urdangarin. El embargo se ejecutará, también, sobre el patrimonio de su exsocio.

Si el inmueble se vendiese, el juzgado tendría prioridad en la exigencia del cobro del depósito. Los duques de Palma pagaron por el palacete 5,8 millones en 2004 y pesa sobre él una hipoteca de cinco millones a 30 años. Además se gastaron otros 2 millones en una reforma que amplió de 700 a 1.000 metros cuadrados su superficie.

La fianza es solidaria, exigible individual y conjuntamente a ambos ex socios. Tiene como objeto garantizar, en caso de que haya una condena, que ambos reparen el daño causado a las arcas de la Administración.