El pasado 21 de marzo, Empleo difundió en YouTube el citado vídeo para defender la reforma laboral aprobada por el Gobierno con el argumento de que se trata de "una reforma para el empleo" y de que busca convertir el despido en el "último recurso" para las empresas. Un día después, la Junta Electoral Central (JEC) estimó la denuncia presentada por el PSOE contra el vídeo y obligó a retirarlo hasta después de los comicios andaluces y asturianos. Los socialistas recurrieron la difusión del vídeo del Ministerio de Empleo y de Seguridad Social por considerar que se trataba de propaganda del Ejecutivo y vulneraba la ley electoral.

¿Una reforma idílica?
Imágenes de Rajoy y familias felices y sonrientes venden en el vídeo las supuestas bondades de la reforma laboral. Eso sí, sin mencionar que se abarata el despido o que se pone trabas a las trabajadoras que acaban de ser madres. Además, se ilustra la voluntad de diálogo del Gobierno con unas imágenes de un encuentro de Rajoy con los líderes sindicales y empresariales antes de ser investido presidente.

Tanto el grupo del PSOE como IU registraron sendas preguntas parlamentarias para conocer, entre otras cuestiones, a cuánto había ascendido el coste del clip, que, según desveló el viernes la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ascendió a 4.200 euros más IVA.