Según la información que adelanta hoy El País, la iniciativa que estudia Interior contempla incluir también a los miembros de ETA huidos con causas pendientes con la Justicia, que serían juzgados por sus delitos e ingresarían en prisión donde se acogerían a beneficios penitenciarios recogidos en el Código Penal.

Se tendrán que desvincular de ETA
La iniciativa, que estudia Interior en colaboración con la Fiscalía de la Audiencia Nacional, prevé montar un sistema para facilitar el retorno de los etarras que no tienen causas pendientes, pero para ello tienen que mostrar su desvinculación de la banda terrorista.

El actual plan de reinserción de presos puesto en marcha desde el pasado mes de abril consiste en una serie de iniciativas orientadas a que los terroristas den pasos hacia su integración en la sociedad y el único requisito para incorporarse al mismo será desvincularse de la organización de forma "clara" y "sólida", sin que deba haber una petición de perdón.

Unos 300 etarras
Según cálculos del ministerio del Interior, los huidos etarras son unos 300, aunque la asociación de víctimas Dignidad y Justicia cifra en 184 el número de miembros de la banda terrorista que se encuentran en distintos países de Europa, África y América. Afirma que hay 141 con orden de busca y captura dictada por la Audiencia Nacional y otros 43 sobre los que no pesa ningún requerimiento judicial.