Políticos de la oposición, empresarios y expertos bursátiles valoraron hoy la decisión del Gobierno de suspender la privatización del 30 por ciento de Loterías mediante su salida a bolsa, que algunos analistas atribuyen no sólo a la volatilidad de los mercados, sino también a la oposición del PP.

Freno antes que vender por debajo del valor
La vicepresidenta y ministra de Economía, Elena Salgado, precisaba hoy que la operación se aplazaba debido a los precios ofertados por los inversores institucionales -a los que iba destinado el 40 % de la oferta-, "que no hemos querido admitir", y pese al extraordinario interés mostrado por los pequeños ahorradores. Al pequeño inversor estaba destinada la amplia campaña de publicidad puesta en marcha hace dos semanas, con un coste aproximado de 14 millones de euros. También desde el Gobierno, el ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, ve "absolutamente acertada y lógica" la decisión del Gobierno de aplazar la salida a Bolsa y ha asegurado que "lo mejor es no vender".

La privatización parcial sigue sobre la mesa
Desde el PSOE han insistido en ese mensaje. La responsable de la campaña electoral socialista, Elena Valenciano, apuntó que la privatización parcial "está computada" para 2012 y "se hará" porque lo que se ha decidido es aplazar su salida a bolsa. "No hay decisión de no hacerlo, sino de no hacerlo ahora", ha señalado Valenciano , subrayando que "haberlo colocado por poco dinero era una mala decisión". Respecto al anuncio del PP de que, si llega al Gobierno, no privatizará Loterías, Valenciano ha asegurado que no iba a entrar a valorarla, "entre otras cosas" porque espera que "no gobierne".

Volatilidad de los mercados y oposición política
Algunos expertos, como el departamento de análisis de Saxo Bank, explican la decisión del Gobierno por la volatilidad de los mercados pero también por la decidida oposición del PP. El coordinador de Economía del PP, Cristóbal Montoro, reiteraba hoy que a su partido nunca se le ocurriría privatizar Loterías, tras haber insinuado días atrás que las "prisas" por los procesos de privatización no se entienden y "generan dudas y sospechas de toda naturaleza". Este contundente rechazo parece eliminar definitivamente la posibilidad de que un futuro

"No he visto un Gobierno peor en mi vida"
Las críticas del PP se han seguido produciendo a pesar del aplazamiento. La portavoz popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, ha señalado hoy que la vicepresidenta económica, Elena Salgado, tiene que dar explicaciones sobre el intento de privatización parcial de Loterías, y al respecto ha señalado: "No he visto un Gobierno peor en la vida". En un desayuno informativo, la portavoz ha insistido en que era un negocio "ruinoso", por querer vender, por una "cantidad tan pequeña", algo que "siempre da beneficios" y que tiene ingresos constantes. Frente a la publicidad de Loterías, que invita a "soñar", Saénz de Santamaría ha ironizado con otra frase: "Loterías ni lo sueñes", y ha insistido en que el Ejecutivo tiene que explicar por qué quería vender parte de esta empresa.

Oposición de IU
Además del PP, se ha opuesto a la privatización parcial la coalición IU. Cayo Lara criticaba hoy la "barbaridad" que hubiera supuesto restar recursos para fines sociales, en tanto que el diputado de esa formación en el Congreso, Gaspar Llamazares, se felicitaba de que el Gobierno "no haya podido malbaratar" la empresa. Mientras, el secretario general de la CEOE, José María Lacasa, por su parte, calificaba de "prudente" la decisión de aplazar la salida a bolsa.

Aplazamientos en momentos de incertidumbre
Loterías no es la única empresa que ha dado marcha atrás en su debut en los mercados debido a la inestabilidad bursátil, ya que en todo el mundo se han cancelado o pospuesto salidas a bolsa por un importe estimado de más de 8.900 millones de dólares (6.500 millones de euros) en el tercer trimestre del año. Con la privatización del 30 % de Loterías que aprobó el Consejo de Ministros el pasado 23 de septiembre y que estaba prevista para la tercera semana de octubre, el Estado esperaba recaudar entre 7.000 y 9.000 millones de euros mediante la venta de 375,6 millones de acciones. Loterías gestiona nueve juegos de azar: Lotería Nacional, Lotería Primitiva, Bonoloto, el Gordo de la Primitiva, Euromillones, la Quiniela, el Quinigol, Lototurf y Quíntuple Plus.