El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha anunciado que investigará las denuncias por la falta de garantías en los hospitales públicos en los abortos en el segundo trimestre, tras las protestas de la Plataforma por el Aborto .

"Seguro que si alguien no se siente bien atendido"
Feijóo defendió que los “servicios de ginegología y obstetricia cuentan con excelentes profesionales y funcionan con normalidad. Garantizamos el rigor, lo que no significa que haya que investigar”, porque “seguro que cuando alguien denuncia es porque no se siente bien atendido”.

Protesta en el Hospital de A Coruña
Este jueves, un centenar de personas se concentraron a las puertas del Hospital Materno A Coruña convocados por la Plataforma por el Aborto. En declaraciones recogidas por La Voz de Galicia, su presidenta, Margarida Corral, denunció que las mujeres con abortos de más de 14 semanas “son doblemente castigadas, ya que su embarazo no llega finalmente a tener la misma atención que un parto normal”.

"Las mandan a Madrid"
Según aseguró Corral, en determinados abortos, cuando la mujer tiene necesidad de sedación, “la mandan a Madrid” o “la obligan a dar a luz con dolor”. La parlamentaria socialista Mariam Ferreiro, por su parte, afirmó que 71 de las mujeres que necesitaron un aborto por malformaciones en el feto y que se producen después de la semana 14 de gestación en los últimos cuatro años en A Coruña optaron por el traslado.

Abortaron solas, con una cuña...
La presidenta de la Plataforma por el Aborto añadió que “tenemos constancia por lo menos de dos mujeres que en los últimos meses tuvieron que abortar solas en una misma habitación en la que ingresaron, y se les dio una cuña para que expulsaran en ella el feto, y otras abortaron en el cuarto de baño”.

La defensora del Paciente opta por investigar
La presidenta de la Asociación del Defensor del Paciente, Carmen Flores, ha remitido un escrito al fiscal superior de Galicia, Fernando Suanzes, para reclamar una investigación de oficio sobre el trato que reciben las mujeres que se someten a abortos eugenésicos -por malformaciones del feto- a partir de las 14 semanas de gestación en el Hospital Materno de A Coruña.

¿Cruzar a Madrid si le vale a Feijóo?
En enero, Feijóo intentó desmarcarse de la postura de su partido sobre el aborto al asegurar que no le gustaría que haya mujeres que tengan que “cruzar la frontera” para abortar. “Estamos pegados a Portugal, no me gustaría que hubiera personas que cruzasen una frontera para hacer actos que en mi país no se admiten". Al presidente gallego, en cambio, no debe parecerle mal que las gallegas tengan que trasladarse a Madrid para abortar con garantías.