“Portavoz, más bien vocero, iría más lejos, mamporrero” de los “comunistas”. Así definió presidente del Senado, Pío García Escudero, el alcalde del PP que hoy a presentado su dimisión.

Hablamos de Juan Antonio Benito de Dios, hasta este martes alcalde de Pajares de la Laguna, en Salamanca, que tras las críticas recibidas y después de ser denunciado por el Senado ante la Fiscalía ha tomado la decisión de dimitir.

Haya que recordar que Benito de Dios también es director del Colegio Público San Mateo de Salamanca y que Educación le ha abierto un expediente por sus declaraciones como alcalde sobre la Ley de Momoría Histórica.

Y es que, Benito de Dios dio el salto a la prensa nacional después de que escribiera una carta en la que, además de insultar a García Escudero, definiera al expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero como un “indigente mental” por impulsar la Ley de Memoria Histórica. La carta pretendía responder a una misiva del Senado a requerimiento del senador Carles Mulet para que modifique el callejero franquista del municipio.

Pero entre los planes de este alcalde no estaba el cumplimiento de la Ley de Momería Histórica. Completamente contrario a tener que cambiar las calles con nombres o símbolos franquistas de su municipio salmantino, llegó a definir la norma como creada por “el Rojo” como “Ley de Memoria Histérica, o ley de Resentimiento Histórico” pues su único objetivo era "manipular la historia, enfrentar a la sociedad española y malgastar recursos públicos" por que la Guerra Civil española fue culpa de los rojos.

Para seguir con la lista de insultos, sobre el senador Carles Mulet, dijo que “pertenece a una pandilla de, salvo excepciones, vagos y maleantes, violentos y antisistema, delincuentes y matones, proterroristas y antidemócratas”.

“Si la institución del Senado que usted preside no tiene otra cosa mejor que hacer y se dedica a perder el tiempo y los recursos que los ciudadanos se ven obligados a entregar son despilfarrados en asuntos como este, mejor será que esa institución se disuelva y nos devuelvan el dinero a los ciudadanos que lo generamos con gran esfuerzo, que es nuestro no vuestro”, escribió.

Por todo ello, el Senado decidió presentar denuncia ante la Fiscalía. El pasado viernes, el popular’’ dejó su puesto como delegado electo de la Junta de Personal Docente No Universitaria de Salamanca por el sindicato ANPE. Este martes, da un paso más y deja la alcaldía.

En su defensa, aseguró que su carta estaba escrita con “carácter político, nunca como un ataque personal". Pese a su renuncia, el Senado ya ha adelantado que seguirá con la denuncia ante la Fiscalía