P: ¿Qué hay detrás de los recortes del Gobierno ?
R: Detrás de los recortes hay una ideología y la cara de esa ideología es la del ministro Ruiz Gallardón. Ese modelo ideológico tiene que ver con el modelo de mujer, de familia. Los recortes en igualdad tienen que ver con esos modelos.

P: ¿Cómo lo hará?
R: La ley del aborto volverá a ser una ley de supuestos (no de plazos). La ley de supuestos ya se mostró muy desfasada en relación a las necesidades de hoy en día, pero produce mucha inseguridad, al albur de quien quiera hurgar. Ya lo hizo Esperanza Aguirre que en una de sus “extravagancias” envió al SERPRONA a las casas de las mujeres que habían acudido a alguna de las clínicas. Se hizo con los expedientes médicos y humilló a todas aquellas mujeres. Con los homosexuales, esperará a ver que dice el Tribunal Constitucional y en cuanto a la Ley de Igualdad, no creo que la deroguen, pero no la van a cumplir. Después, irán rediseñando el papel de la mujer metiendo el mensaje lentamente, diciendo que el trabajo es para los hombres.

P: ¿Por qué afecta prioritariamente a las mujeres la reforma laboral del PP?
R: Porque las mujeres son las más vulnerables en el mercado de trabajo. En este modelo que se avecina la mujer vuelve al hogar porque es prioritario que el hombre tenga trabajo.

P: Ser mujer vuelve a ser un problema para conseguir empleo.
R: Sí porque derechos tales como las bajas de maternidad, las horas de lactancia… todo va en contra de las mujeres. Van a engrosar las rentas más bajas, incrementarán el número de rentas no contributivas. Se han perdido muchos puestos de trabajo y muchas mujeres se van a ver empleándose en el servicio doméstico, con lo que supone. A esto se le añade que cualquier empresario va a mirar con lupa la edad de las mujeres, obviando las menores de 40 por estar en edad fértil y las mayores de 55 por situación de riesgo.

P: Esto indica una visión atávica de la mujer por parte del Gobierno.
R: La derecha tiene un concepto diferente de las mujeres. Desde la izquierda consideramos que si una mujer da un paso, todas damos un paso. Somos una larga cadena de eslabones y estamos en un determinado punto porque otras abrieron camino. Eso, la derecha no lo ve así.

P: No parece que el Gobierno tenga una perspectiva de futuro.
R : Es el problema, el modelo de futuro. Si se recorta en educación, en I+D, si los científicos se tienen que ir, si acabamos con la investigación de energías alternativas, de tecnología, de medicina… Si no se disminuyeran las becas, si los sectores estratégicos no se vieran afectados, diríamos que hay futuro, pero se ha recortado en todo sin discriminar. Nos vemos desorientados y sin expectativas. Las mujeres más, porque sobre ellas recae todo. Si se recorta en dependencia, sobre las mujeres recae el cuidado de ancianos y dependientes; los recortes en educación recaerán sobre ellas que componen las AMPAS y las CEAPAS y la atención a hijos y nietos. Las abuelas tendrán que hacer maravillas para llevar la economía domestica y ayudar a los hijos. Las mujeres sostienen el núcleo familiar extenso y todo cae sobre ellas.

P: Se agrava también la situación de las inmigrantes.
R: Lo tienen muy crudo, aunque no olvidemos que son supervivientes natas. Pero es terrible lo que está ocurriendo. No hay nada para inmigración. Nada.

P: ¿Como se resume para usted este modelo ideológico del PP?
R: La educación para quien se la pueda pagar, la sanidad de última generación, lo mismo. Y por supuesto: no todos somos iguales, no todos valemos lo mismo. Este mundo neocon es para el que pueda acceder a él. El que se salga, ¡que Dios le ampare! Revindican el esfuerzo como si la gente no se esforzase. Pero claro, no todos partimos de las mismas oportunidades, hemos luchado muchos años para partir todos del mismo punto, que para eso está el Estado, pero ellos quieren borrar esa situación de inicio igualitaria que hemos conseguido con mucho trabajo.

P: Las mujeres del PP no pueden ser ajenas a esta situación.
R: Tienen los mismos problemas pero la diferencia es el imaginario que tienen. Su idea es que el camino recorrido no es colectivo, sino individual. No se basan en el logro conjunto de las mujeres, sino en el suyo propio. Ellas valen por sí mismas. Nosotras nos basamos en el largo camino recorrido por todas las mujeres. Y desde la izquierda consideramos que muchas mujeres en política cambiamos la política, el problema es el otro, cuando hay pocas mujeres en política (ese concepto de individualidad), ocurre entonces que la política cambia a las mujeres.

P: Esperanza Aguirre parece la excepción, la política no parece cambiarla.
R: Es que es muy innovadora, desde las viejas formas del conservadurismo ha cambiado la manera de hacer política de derechas. Es la más conservadora de todos pero ha conseguido desde el conservadurismo radical poner la impronta de la mujer que hace política. Celia Villalobos lo intentó, integrando ciertas cuestiones cercanas a las mujeres de izquierda, y el aparato se la comió. A Esperanza no se la han comido y ostenta esa prepotencia de la derecha.

P: ¿Cómo ve el futuro?
R: Yo creo que la izquierda vamos a remontar, y lo haremos, sabiendo que ellos aguantan siempre y teniendo claro que nunca abandonan. Pero sabiendo también que la derecha nunca se inmola por su país y que el sentido de servicio público lo tenemos la izquierda mucho más que la derecha.