Es evidente que hasta que se cierre un pacto de Gobierno, bien entre fuerzas de la izquierda solas o con el respaldo de otros partidos, los dirigentes del PP se empeñan, una y otra vez, en recordar sus argumentarios. Estos se basan en tres ejes que van desde lo que supondría una salida de la formación 'popular' del Gobierno -teoría del miedo-, hasta las consecuencias de la parálisis política actual, pasando por la repetición de elecciones. Estas semanas los dos últimos argumentos se entremezclan y se convierten en complementarios: de la incertidumbre a la vuelta a las urnas (aunque esto lo niegan como objetivo una y otra vez).
En la misa
Este sábado, la secretaria general del PP, María Dolores Cospedal, se ha referido a estas cuestiones señalando que el PP no ha "aplazado nada". Al mismo tiempo ha calificado como "bastante frustrante" que los líderes del PSOE y Ciudadanos estén "bloqueando" la situación política del país.
 
Cospedal, que ha hecho estas declaraciones en el marco de su participación en una misa y ofrenda floral en honor a San Gregorio Magno en Navas de Jorquera (Albacete), ha subrayado que el PP no ha aplazado los contactos con el PSOE para tratar de formar gobierno.
 
A su juicio, lo que ocurre es que desde el momento en que se dijo que el líder del PP, Mariano Rajoy, quería llamar a Sánchez para mantener una entrevista, se tuvo como respuesta el "no, no, no y otra vez no" y "¿qué parte del no es el que no entiende?" que, según ha dicho, es "la frase más repetida por Pedro Sánchez desde el pasado 21 de diciembre".
Ciudadanos, "si quiere"
Ha insistido en que el PP ganó las elecciones "con mucha diferencia" y que los españoles han dado un mandato a los partidos para dialogar, porque "ninguno tiene la mayoría absoluta". Ante esto, según sus palabras, la "única solución sensata" para sigue siendo un gobierno entre el PP y el PSOE presidido por Rajoy, al que también puede sumarse Ciudadanos "si quiere".
 
"Esta es la situación y esta es la solución. Yo creo que es bien sencilla", ha subrayado y ha considerado que, para muchos votantes del PSOE y Ciudadanos, debe ser "bastaste frustrante ver como sus dos líderes están bloqueando la situación y haciendo un claro perjuicio para España". En definitiva, la incertidumbre, el miedo y, claro está a la vista de la imposibilidad de que con Rajoy no hay opción de pacto, según se ha repetido desde el PSOE, dan inicio a la campaña preelectoral.