Ciudadanos ha presentado este miércoles en el registro del Congreso su propuesta para la reforma del Ministerio Fiscal y en la que ha pedido que el Fiscal General sea elegido por mayoría cualificada de dos tercios de la Cámara Baja.

El líder de la formación naranja, Albert Rivera, ha recordado en su comparecencia anterior a presentar la Proposición de Ley, junto al diputado de Ciudadanos Ignacio Prendes, que “la corrupción es una de las principales preocupaciones de los españoles” por lo que esta reforma es absolutamente necesaria para que “el Fiscal General del Estado deje de ser del Gobierno y sea de los españoles” y acabar con "tres décadas con un modelo de Fiscalía que depende del gobierno de turno".

Dentro de la reforma presentada en el Congreso, y a la que ha tenido acceso ELPLURAL.COM, se insiste en que debe “eliminarse toda injerencia política en el desarrollo de las funciones del Fiscal General, en tanto que es éste, y no el Gobierno a través de sus Ministerios, quien dirige una institución crucial para el funcionamiento del Estado de Derecho”.

Más autonomía

Entre los puntos clave de su propuesta, Ciudadanos ha destacado que, de aprobarse, la duración del mandato del Fiscal General se ampliaría de cuatro a seis años y se acabaría con su cese automático al cesar el Gobierno.

En su elección por mayoría reforzada de dos tercios de la Cámara Baja, el Fiscal General deberá también someterse a las preguntas de los diputados en una comparecencia previa en la Comisión correspondiendo.

Para acabar con casos como el del exfiscal anticorrupción Moix o las injerencias del ministro de Justicia, Rafael Catalá, en la Fiscalía, Ciudadanos también propone que todas las comunicaciones entre el Ministerio Público y el Gobierno se deban hacer por escrito. Del mismo modo, se dará autonomía presupuestaria a la Fiscalía con una partida propia en los Presupuestos Generales.