"Yo no le doy mayor importancia, está en el acuerdo, todo el mundo sabe que está en el acuerdo y está firmado”. Así ha zanjado el portavoz de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Juan Carlos Girauta, la polémica creada después de que Sánchez se saltara el párrafo en el que hablaba de la supresión de las Diputaciones Provinciales, un punto destacable en el acuerdo firmado entre la formación naranja y PSOE.

“También tiene su lógica, ha sido casi como arrancarle una muela”, ha dicho para justificarlo, aunque desde el PSOE han explicado que ha sido más bien una cuestión de tiempos. “A nadie se le escapa que ha sido una condición sine qua non de Ciudadanos para las negociaciones”, ha recordado para asegurar después que, este miércoles, Albert Rivera sí hablará de ello.

Un discurso “positivo”

Desde Ciudadanos han valorado el discurso de Sánchez como “positivo”, pero no tanto por las palabras del candidato socialista como porque se ha podido escuchar por primera vez en el Congreso las propuestas de Ciudadanos. Medidas que llevan "el distintivo" de Ciudadanos para conseguir un Gobierno "moderado, reformista y regenerador".

Critican la actitud de los populares

Si hay algo que le ha llamado la atención a Girauta ha sido la mala actitud que han mostrado los populares durante el discurso de Sánchez, en palabras del portavoz de Ciudadanos, su "desparpajo". "A lo mejor es normal en el Congreso", ha señalado.

Lo que es cierto es que se ha podido ver a diputados consultando sus teléfonos móviles, medio tumbados o incluso, como es el caso del actual presidente en funciones, Mariano Rajoy, haciendo bolitas con el envoltorio de unos caramelos.