Tan molestos se muestran que, según ha anunciado a ELPLURAL.COM una fuente muy cercana a la exministra, “vamos a presentar en el Congreso una enmienda para asegurar que todo esto quede regulado cara al futuro” y no dudan en mostrar su convencimiento de que “Ferraz trabaja para apoyar a Rubalcaba”.

ZP e Iglesias son quienes intentan parar ‘el debate sobre el debate’
Como se sabe, tras las declaraciones de Carme Chacón en la SER en las que mostró su disposición a un ‘cara a cara’ abierto con Rubalcaba, lo que ella llamó “un hombro a hombro”, reforzando la idea de que se trataría de un debate entre compañeros, no entre rivales, se levantó una buena polvareda en las filas socialistas.

Tanta, que a primera hora de la tarde del miércoles, el aún secretario general del partido, José Luis Rodríguez Zapatero hablaba con Marcelino Iglesias y decidían de común acuerdo parar ‘el debate sobre el debate’. O al menos intentarlo. La versión oficial de esa conversación transmitida en Ferraz a ELPLURAL.COM, dice que Zapatero e Iglesias actuaban así porque “uno, el debate debía realizarse en las Agrupaciones locales, en los llamados ‘congresillos’; dos, el debate a dos cerraría puertas a posibles nuevas candidaturas que aún podrían ponerse en marcha hasta en el mismo Congreso de Sevilla, y tres, porque no está en los estatutos”, aunque se reconocía a este periódico que este tercer punto era el de menos peso, porque tampoco los estatutos lo prohíben expresamente.

Miedo a que el partido se descosa aún más
En realidad, y ya fuera de la ‘versión oficial’, lo que se viene a decir es que “el momento no es de primarias, que el partido está en una situación difícil y lo que pretendían Zapatero e Iglesias era evitar que el partido se descosa más”.

Como decimos la reacción oficial de las dos candidaturas era la de aceptación, aunque en cada sitio con su matiz. Esta mañana los dos contendientes han hablado del asunto, los dos favorables a esos debates. Chacón al presentar su página web ha declarado que “los debates prestigian a los partidos políticos”; Rubalcaba, en Tele5 ha dicho que "a mi edad y con mi experiencia, esto de los debates ya sabe todo el mundo que me va". O lo que es lo mismo, los dos dan a entender que aceptan a regañadientes la decisión de la organización.

En el entorno de Chacón se ve trato desigual
Entre las filas de la exministra de Defensa, sin embargo, lo que se filtra es que la estructura del partido actúa en favor de Rubalcaba, y que ha sido en su interés en el que se ha tomado la decisión de bloquear el debate. De esta forma, más allá de lo que sienten como un trato desigual, lo que se busca subrayar el perfil renovador de la candidata y sus propuestas.

En el campo de Alfredo Pérez Rubalcaba desmienten rotundamente el supuesto favor de la organización, “Alfredo está dispuesto a debatir –han declarado a ELPLURAL.COM-, y no ha movido un dedo para evitar un ‘cara a cara’; de hecho, ayer no habló con Marcelino Iglesias, nos dieron hecha su decisión Zapatero y él”.

Entre los que rodean a Rubalcaba se critican propuestas ‘a favor de viento’
Esas mismas fuentes reconocen a este periódico que en el equipo de Rubalcaba es coexisten quienes están a favor del debate, confiando en la conocida capacidad dialéctica del exvicepresidente de Interior, pero también quienes están en contra, porque piensan que un hecho así “solo puede tener como efecto el desgaste de uno de los candidatos, y podría resultar atractivo para los medios y para el público en general, pero no sería entendido por los militantes”.

“Carme y su gente –nos dicen- están moviéndose a favor de viento. No se dan cuenta de que esto no es Estados Unidos, que aquí la gente no ve estos debates, al menos no aún, como una fortaleza, sino como una prueba de división y debilidad”. Se apunta igualmente que eso tendría en todo caso más sentido cuando lo que se vaya a decidir sea en unas primarias un candidato a presidir el Gobierno de la nación, y no un cargo orgánico del partido en el que en cualquier caso tan sólo podrán votar los 972 delegados que acudan a Sevilla. “Nosotros lo que queremos es ser responsables, no dañar al partido a cambio de mejorar nuestra imagen, y en ese sentido, lo que vamos a hacer es aceptar lo que diga en cada punto la Organización”.