Los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, han informado en rueda de prensa de las manifestaciones convocadas para el próximo día 29 en toda España, junto con la Plataforma en Defensa del Estado de Bienestar y los Servicios Públicos. Unas manifestaciones a las que acudirán los dos representantes sindicales -lo harán en Madrid-, al igual que encabezarán la del próximo 1 de mayo, Día del Trabajo, que, según Méndez "no va a ser una página en blanco", sino "a doble página" al tratarse de dos jornadas seguidas de reivindicación.

"Con la Sanidad y la Educación no se juega"
Méndez ha pedido a los ciudadanos que salgan a la calle el 29 porque "con la Sanidad y la Educación no se juega", una opinión que también ha expresado Toxo, quien ha arremetido contra aquellos que tratan de minimizar esta medida con frases "poco ocurrentes" y "despreciativas" hacia la sociedad. Se refería así a las declaraciones del secretario nacional de Sanidad y Asuntos Sociales del PP y consejero del ramo en Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, quien dijo ayer que imponer el copago farmacéutico a los pensionistas "solo son cuatro cafés al mes".

"Indisimulada vocación de conducir hacia el negocio privado"
"No se puede hablar de cafelitos a estas alturas para hablar de gasto farmacéutico y de otras cosas. No sabe ese señor cuánto le cuesta a una persona que percibe 600, 700, 800 o menos euros al mes alcanzar esa cifra. Y lo que supone la combinación de la reducción de salarios, congelación de pensiones, incremento del gasto porque no se pueden aislar las medidas", ha comentado Toxo, quien se ha referido también a otras subidas como la de la luz. "Menos frivolidad", ha reclamado Toxo, quien se ha mostrado convencido de que estas medidas persiguen un cambio de modelo social con la "indisimulada vocación de conducir hacia el campo del negocio privado" aspectos relevantes de la asistencia de los servicios públicos. Medidas que se llevan a cabo, en su opinión, desde "la prepotencia de la mayoría parlamentaria" y rechazando abrir la "más mínima" vía de dialogo con la sociedad. Una situación que, según Méndez, "va más allá de la imposición de duras políticas de recorte" en la Sanidad y la Educación, ya que tienen un "calado ideológico claro", como lo demuestra, a su juicio, la subida de tasas universitarias.

"Llenar la calle" contra las medidas injustas
El portavoz de la Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), Marciano Sánchez Bayle, también ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para "llenar la calle" el 29 para protestar contra una política que no corresponde al programa con el que el PP concurrió a las elecciones y que implica unas medidas injustas, insolidarias e ineficaces. Habrá manifestaciones el 29 y el 1 de mayo, pero los sindicatos ya advierten que, dependiendo de la respuesta del Gobierno, pueden tener continuación porque su objetivo es seguir una dinámica de movilización sostenida que, según Toxo, "durará tanto tiempo como el Gobierno considere".

Recuerdan el papel de los agentes sociales ante "situación excepcional"
Los líderes sindicales se han reunido con la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, pero tras el encuentro han explicado que el Gobierno ha declinado abrir con ellos un proceso de negociación sobre las reformas. Tras dos horas de reunión, Méndez ha lamentado que no "haya tenido eco" y haya quedado en "vía muerta" la demanda sindical para llegar a un gran acuerdo para el empleo y el crecimiento y la preservación del los derechos sociales. Toxo ha lamentado que se "desprecie" su propuesta sindical y ha dicho que el Gobierno ha confirmado hoy que "confía en sus propias fuerzas y rechaza la oferta de cooperación de las organizaciones sindicales". Al respecto, ha añadido que ante una "situación excepcional" es necesario que existan otros agentes además del Gobierno para "afrontar la situación desde un consenso fuerte con los actores económicos y las fuerzas sindicales".

Sin "recomposición" del diálogo social
Toxo ha lamentado que no están "ante una recomposición del diálogo social" y advierte de que la falta de una respuesta positiva por parte del Gobierno hace que las manifestaciones convocadas para el 29 de abril se mantengan "con mayor necesidad de que tengan un seguimiento masivo". Méndez ha insistido en que el Gobierno no puede "regatear" la representación democrática de los sindicatos que, según él, tienen derecho a participar en los mecanismos de información, consulta y diálogo. Por este motivo, ambos líderes han coincidido en que volverán a hablar con el Gobierno cuando les llame, como según ellos les ha indicado hoy la ministra. Con respecto a las posibles modificaciones de la reforma laboral, Toxo ha dicho que Báñez les ha comunicado que no se modificarán cuestiones fundamentales y que les ha remitido al proceso de tramitación y debate de las enmiendas. Ha añadido que resulta contradictorio que la ministra valore la trascendencia y los contenidos del acuerdo suscrito por los sindicatos y la patronal el 25 de enero a la vez que la reforma laboral "invade" los aspectos pactados.

El Gobierno insiste en que el diálogo está abierto
Por su parte, la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, ha asegurado tras la reunión que en "ningún momento" se ha roto el diálogo con los agentes sociales. Hidalgo ha aprovechado para emplazarles a que "arrimen el hombro" para que haya crecimiento económico y generación de empleo, porque el Gobierno lo que quiere "antes y ahora" es "sumar" esfuerzos para salir de la crisis. En esta línea, Hidalgo les ha advertido de que "no parece que tenga mucho sentido" que los sindicatos pidan dialogar con el ministerio y que "en paralelo" mantengan la movilización que han convocado para el próximo día 29. Sobre las movilizaciones sindicales la secretaria de Estado ha afirmado que "ni aportan soluciones", ni sirven para crear empleo.