Acompañado de los diputados electos Caridad García y Joan Josep Nuet, Lara ha hecho unas breves declaraciones en el Congreso antes de abandonarlo y ha estimado que hoy "no hay nada que celebrar", porque se trata del primer acto de una Constitución "absolutamente devaluada" tras la modificación que pactaron los dos grandes partidos para garantizar la estabilidad presupuestaria.

"Papel mojado"
Lara ha acusado a populares y socialistas de convertir el texto constitucional en "papel mojado". "Los que han roto el pacto de 1978 festejan lo que violan cada día", ha lamentado. Así, ha señalado que no se cumple el derecho al trabajo recogido en la Constitución, porque hay cinco millones de parados y tampoco el derecho a una vivienda digna, en un país con 15.000 desahucios cada trimestre. Ha apuntado además que tampoco se cumple el artículo que establece que la riqueza nacional debe estar al servicio del interés general "y no de los especuladores".

Vendidos a EEUU y los mercados
El coordinador federal de IU, que no ha aceptado preguntas de los periodistas ajenas a este acto tras su intervención, ha añadido que el PP y el PSOE "han violado la soberanía militar y la han vendido a los Estados Unidos" y han "vendido la soberanía económica a los mercados y poderes financieros". Además, ha lamentado, han "incorporado la ideología liberal en la Constitución sin consultar al pueblo español", en alusión a la reciente reforma.

Nuevo proceso constituyente
Según ha explicado, su partido no va a participar en este acto pero sí va a trabajar por "construir en España un nuevo proceso constituyente con el pueblo como único protagonista".