Tras la reunión del Govern, Homs ha asegurado que la decisión "aún no está tomada", entre otras cosas porque este mecanismo, que ha llamado "ICO 4", todavía "no se ha habilitado formalmente" y es probable que no esté disponible hasta agosto, pero ha recordado que hasta ahora la Generalitat se ha apuntado a otras líneas de crédito similares. "Como Govern, iremos recurriendo a todos los instrumentos que tengamos al alcance desde el punto de vista de la tesorería y la liquidez", ha añadido.

"Aquí no hay ninguna condición nueva"
Según Homs, "no hemos pedido ningún rescate ni estamos en esta situación", ha ahondado Homs, en alerta tras constatar las consecuencias que tuvo la semana pasada la petición de auxilio financiero de la Comunidad Valenciana, al dispararse la prima de riesgo y desplomarse la bolsa. Para Homs, resulta "obvio" que el Gobierno español impondrá unas condiciones a las comunidades autónomas que se apunten a este "ICO 4", pero ha considerado "erróneo" pensar que se van a tener que endurecer las medidas de control del gasto autonómico. "Aquí no hay ninguna condición nueva, estamos en el mismo sitio", ha asegurado Homs, que ha reconocido que la Generalitat se encuentra en una "situación delicada, pero no más delicada" que la que se viene administrando en los últimos tiempos.

Da por zanjada la polémica con el "macarra" Montoro
Por otra parte, Homs ha dado por cerrada la polémica que ocasionó al tildar de "macarra" al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, al que acusó de haber "amenazado" con no poder pagar los salarios de los empleados públicos si no se aumenta la recaudación: el portavoz ha confirmado que el Govern ya ha recibido la última remesa para pagar nóminas. Respecto a la reunión de la Comisión Bilateral Estado-Generalitat del próximo 30 de julio, el Govern la afronta con la prudencia de un "gato escaldado", teniendo en cuenta que "hasta ahora las cosas no han funcionado", pero con ánimo de intentar resolver los distintos conflictos por invasiones competenciales, sin renunciar a la vía judicial en caso de que no se llegue a ningún acuerdo.

Mas-Colell: "Así es la vida..."
Las palabras del portavoz se suman a las del conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, quien ha advertido hoy que "Cataluña no tiene otro banco que el Gobierno de España", dejando así entrever que la Generalitat recurrirá al fondo de liquidez creado por el Ejecutivo para ayudar a las comunidades a cumplir con el objetivo de déficit. En una entrevista con la cadena británica BBC, y preguntado por la posibilidad de que la Generalitat acuda a esta línea de financiación autonómica, a lo que ha respondido: "Sí, la situación actual de Cataluña es que no tiene otro banco que el Gobierno de España. Así es la vida, esta es la situación actual del mercado".

Por ahora, la Comunidad Valenciana y Murcia ya han anunciado oficialmente su adhesión a este fondo y además de Cataluña parece que se sumarán otras en breve. Murcia solicitará una ayuda de entre 200 y 300 millones de euros, mientras que la Comunidad Valenciana ha cifrado en 3.500 millones sus necesidades de liquidez.