Respecto a la posibilidad de que la formación abertzale Amaiur consiga formar un grupo propio en el Congreso de los Diputados gracias a la ausencia del parlamentario navarro,  Álvarez-Cascos, en una entrevista concedida a Europa Press, ha señalado que "hay que aceptarlo con normalidad" si se aplican las normas de la Mesa de la Cámara Baja.

"No sé qué van a decidir las Mesas el Congreso y del Senado, en todo caso los reglamentos de ambas Cámaras son de aplicación obligada y no se puede extraer una conclusión política por incumplimiento de la norma, lo que sería grave sería la excepción a la norma", ha dicho el exministro popular.

Grupos políticos que amparan la violencia
Para Cascos, en sintonía con sus antiguos compañeros de partido, hay que reflexionar sobre "las circunstancias que han hecho posible que grupos políticos que amparan las actividades terroristas de quienes ni han renunciado a la violencia, ni han hecho actos de arrepentimiento puedan estar presentes en las instituciones democráticas".

ETA no está acabada
El presidente de Asturias ha negado que ETA esté acabada y ha recordado que los terroristas "ni se han disuelto ni han entregado las armas". "No creo que se vaya a convertir en una asociación cultural, ni que las armas de las que dispone vayan a formar parte de ningún museo", ha añadido.