En la próxima sesión de control en el Congreso de los Diputados que tendrá lugar el próximo mares, el presidente del Partido Popular, preguntará al líder del Ejecutivo Pedro Sánchez si “cree que su Gobierno está afectando al prestigio internacional de España”. De estas declaraciones se puede interpretar que la imagen de España dada por el Gobierno de Rajoy, los papeles de Bárcenas, Gürtel, Púnica y un largo recorrido de casos de corrupción han sido una magnífica imagen para Pablo Casado.

El líder del PP, además, ha calificado de "muy irresponsable" la reunión que mantienen este viernes en la cárcel de Lledoners el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el de ERC, Oriol Junqueras. A su entender, el Gobierno de Pedro Sánchez es "rehén de las peores compañías" y de "aquellos partidos que quieren romper España".

En declaraciones a los periodistas en Oviedo, donde se ha desplazado para asistir a la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias 2018, ha criticado duramente que el Gobierno trate de "intentar negociar los Presupuestos con "presos que han cometido delitos tan graves como el de rebelión y sedición".

"El Gobierno de Pedro Sánchez es rehén de las peores compañías, de aquellos partidos que quieren romper España y en un día como hoy es importante recordarle al Gobierno que no puede estar con esas compañías", ha dicho el líder de los 'populares'.

Casado ha recordado que el PP "siempre" ha tendido la mano al Gobierno del PSOE y le ha ofrecido sus votos en el Senado para aplicar un nuevo 155 en Cataluña y la aprobación de un techo de gasto y la política presupuestaria que estaba "yendo bien" en España, siguiendo la línea marcada por Mariano Rajoy.

"Si no lo hacen es porque el Gobierno se debe a los intereses de los independentistas, los batasunos y los de Podemos", ha afirmado, para añadir: "Por tanto no podrán decir que somos desleales, sino todo lo contrario".

Finalmente, Casado ha afirmado que es "un lujo" tener como jefe de Estado a "un gran Rey que garantiza más que nunca la unidad de España y la igualdad de todos los españoles". A su entender, cuando en el Parlament de Cataluña "se reprueba al Jefe del Estado se hace a todos los españoles y se pone en riesgo la igualdad de todos".