No es poca cosa lo que presuntamente se esconde tras la causa de los trajes: financiación irregular de actos del PP a través de facturas falsas de grandes empresas, supuestamente favorecidas por la Generalitat, con la mediación de los cabecillas de la trama Gürtel.

Actos organizados desde Madrid
Camps ha apuntado directamente a la dirección nacional del PP al responder al fiscal sobre su relación con Álvaro Pérez, que ha descrito como propia de “una relación social”, debida a los actos del PP, muchos de ellos organizados desde Madrid, según ha puntualizado el expresidente valenciano.

"El partido decidió en Madrid” que el acto en Alicante de su proclamación como candidato a la Generalitat en 2002 “ lo hicieran una serie de personas y contacté con él", ha dicho Camps en referencia a Álvaro Pérez y dejando en evidencia a la dirección del partido y al propio Mariano Rajoy.

Actos del candidato a la Presidencia del Gobierno
"Entonces Álvaro Pérez se vinculó más con la Comunidad Valenciana", se encargó de todo tipo de eventos del PP, "incluso del candidato del partido a la Presidencia del Gobierno" (Mariano Rajoy). "Era una relación mía y de todo el partido”, ha insistido Camps.

Camps dice que no conocía el nombre de las empresas de la trama
El expresident ha asegurado que conoció por primera vez el nombre de la empresa Orange Market y las otras de la trama Gürtel "cuando empezó todo este lío"; que Álvaro Pérez se encargaba del diseño de los actos del Partido Popular y que su relación con él se ceñía a estos, de manera que "nunca" hablaron de nada relacionado con la Generalitat. Ha negado que conociera a los cabecillas de la red corrupta, Pablo Crespo (excargo del PP gallego) y a Francisco Correa.

Asegura que devolvió los trajes de Milano
Camps ha justificado su empeño en el buen vestir en que sus conciudadanos “querrán que vaya siempre bien vestido”, pero ha mantenido que los trajes comprados en la tienda Milano, en la calle Serrano de Madrid, (donde la trama Gürtel adquiría supuestamente prendas para regalar a políticos del PP) fueron devueltos en el mes de septiembre de 2006.

Uno tiene el sueldo que tiene
Ha admitido que entró en la tienda Milano de Madrid porque los trajes eran la mitad de caros que los de El Corte Inglés, donde solía confeccionárselos, "porque uno tiene el sueldo que tiene e intenta ajustarse", afirmó.

Nunca usa tarjeta de crédito ni pide el ticket de compra
A la pregunta del fiscal:"¿Pagó usted los trajes, señor Camps?", el expresidente valenciano respondió que los pagó en efectivo porque nunca usa la tarjeta de crédito y que tampoco pide ticket o factura de compra.

Los regalos a su familia
Sobre los regalos que Camps y su familia recibieron de Álvaro Pérez en la Nochebuena de 2008, de los que hay constancia en una grabación telefónica, el expresident ha reconocido que recibieron un reloj para su esposa y una pulsera de piel para su hija pero ha agregado a continuación que "todos los regalos se devolvieron" en la farmacia de su mujer.

"Fíjate si te debo"
Preguntado por la afirmación hecha por Álvaro Pérez en esa llamada: "Fíjate si te debo”, Camps ha alegado que el jefe de la trama Gürtel en Valencia le "debía" haber trabajado durante seis años para el PP valenciano. "No me puede agradecer nada más, que no es poco, que trabajar para un partido de manera constante y permanente".

La célebre grabación
Cerca de las siete de la tarde, un Camps con cara de avergonzado ha tenido que escuchar la grabación de la ya famosa llamada que le hizo Álvaro Pérez en 2008, en la que se oye como el expresidente valenciano le llama “amiguito del alma” . El abogado del PSPV, Virgilio Latorre, pidió que se emitiera esta grabación y otras en las que Francisco Correa y Álvaro Pérez hablan sobre negocios con la Generalitat.

Se negó a responder al letrado de la acusación
Camps se ha negado a responder al abogado de la acusación. “Me acojo al derecho de no contestar a quien representa a una parte estrictamente política", ha alegado.

Este miércoles, Costa
Fueron cuatro horas de declaración. Este miércoles tocará el turno al exsecretario general del PP valenciano, Ricardo Costa, que ha permanecido todo el tiempo muy serio y aparentemente abatido. Ha estado acompañado por su novia. Su abogado ha defendido hoy que Costa no tenía ningún cargo en la Generalitat, por lo que no se le puede relacionar con adjudicaciones. Los cabecillas de la trama, Francisco Correa y Pablo Crespo también llamados a declarar se encontraban en la sede judicial, aunque no se les ha podido ver.