Desde Hazte Oír rompen una lanza a favor de Camps con motivo del inicio de la vista previa a su juicio, y lo hacen con un artículo de Calamita, al que presentan como "magistrado en situación de suspensión de funciones, tras ser fiel a lo que en conciencia entendía el bienestar de una menor en un caso de adopción por una pareja de lesbianas; ejerce actualmente de abogado en Murcia, especializado en temas de familia".

"Procesos políticos, como el mío"
En su artículo, Calamita une los juicios a Camps y al juez de Francisco Serrano Castro -procesado por un presunto delito de prevaricación al cambiar los turnos de custodia de un niño para que éste pudiera participar en una procesión-. La conclusión es que "ambos procesos penales son políticos, como el mío".

Bromas sobre las facturas y los regalos
Sobre el expresidente, el juez inhabilitado bromea con que ignora "si el Fiscal le pedirá Camps que le exhiba la factura del traje que lleve puesto". Su alegato de defensa continúa pidiendo que "levante la mano el político -incluído el Fiscal General del Estado, Carlos Dívar, Pascual Sala, etc- que no haya recibido un regalo, por mínimo que sea¡¡(sic)" ya que "hoy en día son usuales tales dádivas o presentes", aunque acaba reconociendo que "dentro de un orden". "Espero que se haga justicia y que ambos salgan absueltos. Aunque ya se sabe que cuando la política entra en una casa, la justicia sale por la ventana…", acaba pidiendo.

Ayudas pasadas
Hazte Oír, donde Calamita ha difundido su defensa a Camps, es una plataforma ultracatólica que tampoco es ajena al desempeño político del expresidente valenciano. De hecho como presidente de la Generalitat el popular utilizó medios públicos para promocionar un libro en el que se acusaba a Zapatero de poner en marcha un proyecto "totalitario".