El mismo día de la sentencia, el pasado 26 de enero, Camps dio sus primeras declaraciones a El Gato al Agua, y este lunes se ha sentado en el plató del programa de Intereconomía TV. Desde esa tribuna, el expresidente valenciano afirmó que los tres años de acusaciones contra él por su implicación en la trama Gürtel “ha sido un camino duro”, pero que su conciencia “siempre ha estado tranquila”.

Los trajes, un asunto de Estado
En la entrevista, ayer, Camps arremetió contra el PSOE al que acusó de “perseguirle políticamente” y convertir “esta cuestión en un asunto de Estado”, aunque, en su opinión, no han conseguido “lo que pretendían: los valencianos han sabido distinguir lo que es verdad de lo que no" y han votado al PP en mayo, en las elecciones autonómicas y municipales, y en noviembre, en las generales.

Fabra también acusó al PSOE de persecución
El político valenciano ha reiterado la idea de una persecución política expuesta por su sucesor al frente de la Generalitat, Alberto Fabra, quien en una entrevista en El Mundo, el 23 de enero afirmó que Camps “ha estado sometido durante años a una enorme presión, política y mediática, y ha sido víctima de una gran persecución”.

Tranquilo
Preguntado sobre el recurso presentado por el PSOE valenciano ante el Tribunal Supremo, Camps ha dicho que está “tranquilo” y que es algo que no le sorprende porque se suma a los más de tres años de “persecución política”. "Mi vida no ha cambiado, sigue siendo la misma, mismas convicciones y ganas de seguir haciendo cosas en esta vida. Ha cambiado para otros", los que le han acusado, ha precisado.

Filtraciones
El expresidente valenciano ha criticado, además, “las filtraciones” a los medios. "Durante años me he enterado de provindencias y sentencias por la prensa. El secreto de sumario se ha roto con el fin de crear un ambiente político desagradable", ha puntualizado.

Nada, sobre su futuro político
Camps no ha aclarado qué espera de su futuro político. "Sigo siendo militante del PP, he recibido el cariño de mis compañeros y del líder del partido, y sigo siendo parlamentario autonómico", ha zanjado.

Niega la quiebra de la Generalitat
El político popular ha negado la situación de quiebra  en la que se encuentra la Comunidad Valenciana, que ha achacado, también, al "discurso del Partido Socialista". Ha insistido en que  "no hay debilidad política" del PP valenciano, y que la crítica situación de las arcas de la Generalitat "no está avalada por nada, sino por la incapacidad del PSOE de preparar un argumento con el que suscitar el cariño de la gente y más alejado de la gente”.

Como Fabra, acusa a Zapatero de haber  "maltratado" a Valencia
Por último, Francisco Camps ha sostenido la denuncia realizada por su sucesor, Alberto Fabra, en el mismo programa de Intereconomia, sobre la supuesta discriminación presupuestaria a la que ha sido sometida la Comunidad Valenciana durante los últimos ochos años de Gobierno socialista. "El maltrato de Zapatero ha sido a toda España, a todas las comunidades autónomas, ha maltratado la idea de nación, la presencia nuestra en el exterior. Ahora estamos intentado recuperar el resuello, pero el presidente Rajoy con esfuerzo, trabajo e inteligencia, los solucionará", ha concluido.