La presidenta del PP Catalán, Alicia Sánchez-Camacho (d), junto a la la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, al inicio de la reunión del Comité de Dirección de la formación en la que interviene hoy para dar cuenta de su estrategia contra el independentismo catalán. EFE La presidenta del PP Catalán, Alicia Sánchez-Camacho (d), junto a la la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, al inicio de la reunión del Comité de Dirección de la formación en la que interviene hoy para dar cuenta de su estrategia contra el independentismo catalán. EFE



Alicia Sánchez- Camacho, presidenta del PP en Cataluña, acaba de montarle un lío y de los gordos a Mariano Rajoy. Camacho se ha plantado en la sede central del PP, en la madrileña calle de Génova, para decir que quiere un modelo de financiación diferente para Cataluña para poder frenar así el avance independentista. De esta forma ha acabado con el discurso de modelo de Estado del PP diseñado en los tiempos de Aznar. Ya no hay discurso único dentro del PP sobre el modelo territorial, y eso ha provocado un movimiento sísmico sin precedentes. La Secretaria General del PP, Dolores de Cospedal, también presidenta de Castilla La Mancha, ha salido a decir que esa propuesta no se aceptará porque en "los genes" del PP está defender el mismo modelo para todos, olvidándose de que el PP ni se opuso ni se opone el régimen foral vasco o navarro. El PP y el Gobierno no lo aceptarán, pero los populares ya tienen su 'ppsc'. Al secretario de organización del PSOE, Óscar López, le faltó tiempo para felicitar a Alicia Sánchez-Camacho por su cambio de opinión y su acercamiento a la tercera vía catalana que defienden los socialistas.

¡Madrid quiere su derecho a decidir!
La bomba lanzada por Camacho sobre Génova 13 ha provocado reacciones inmediatas. El presidente valenciano, Alberto Fabra, ya ha dicho que no lo aceptará bajo ningún concepto, en la misma línea se ha pronunciado el gobierno de Aragón, también del PP, pero sin duda la reacción más llamativa ha sido la del presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, quien ha anunciado -nada más y nada menos- que si se aprueba un trato diferente para Cataluña los madrileños tendrían derecho a pronunciarse en referéndum "porque son los que más pagan y menos reciben". Para resumir: el PP catalán quiere un 'hecho diferencial' en el modelo de financiación autonómica y el Presidente madrileño está dispuesto a emular a los catalanes y convocar por su cuenta un referéndum. Se olvida que en España solo se puede celebrar un referéndum si lo aprueba el Gobierno central. En definitiva, tenemos al PP defendiendo lo mismo que Convergencia i Unió.

Montoro también lo niega, pero aprobó el déficit asimétrico
Por el partido fue la número dos, Cospedal, quien tuvo que salir a intentar apagar el incendio y por parte gubernamental le tocó al Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Bien es cierto que a Montoro no le quedó otro remedio porque estaba en un acto público y los periodistas le preguntaron sobre el tema. Respondió que no habría trato diferencial, pero también negó en su día que fuera a aprobar el déficit asimétrico para permitir a unas autonomías endeudarse más que a otras y lo hizo. Obviamente el déficit asimétrico beneficia a Cataluña. Y estos son los que acusaron a Zapatero de privilegiar a Cataluña.