De acuerdo con La Repubbblica, la Fiscalía del Tribunal de Cuentas de Italia ha enviado a Calatrava, a su residencia de Nueva York, una notificación en la que se le informa de la investigación realizada sobre el proyecto del Puente de la Constitución en Venecia. El arquitecto tendrá que presentar antes de 90 días su defensa, tras la cual la Fiscalía decidirá si solicita el enjuiciamiento o archiva el caso.

Errores en la ejecución de la obra
El diario Corriere della Sera también da cuenta de este caso y explica que hubo supuestos errores durante la proyección de la obra, que desencadenaron sucesivas actuaciones para corregir los errores precedentes. El fiscal Carmine Scarano, que ha basado el caso en cuatro informes técnicos realizados por diferentes expertos, ha cuantificado ese daño en 3,46 millones de euros.

Un sobrecoste de más de 9 millones de euros
La construcción del conocido como Puente de la Constitución estuvo envuelta en la polémica desde los inicios del proyecto y uno de los aspectos más cuestionados fue el sobrecoste de la obra, cuyo coste fue fijado en un principio en 3,8 millones de euros, que después se elevó hasta 6,7 millones, y terminó costando 11,2 millones de euros. A las críticas de su elevado coste se sumaron las de los retrasos en la construcción, puesto que en el 2002 se había fijado un plazo de poco más de un año para finalizar la obra.

El edificio de la ópera de Baleares, por 1,2 millones
En España, algún proyecto de Calatrava le ha llevado incluso a ser imputado en un proceso judicial. Es el caso del proyecto de 1,2 millones de euros para el edificio de la ópera en Baleares, en 2006, durante el Gobierno del popular Jaume Matas. Un encargo sin que mediara concurso público, como el propio arquitecto reconoció ante el juez, y encomendado antes de que se firmara el contrato, ocho meses después.

Las torres fantasmas de Valencia por 2,5 millones
El arquitecto ha sido también investigado por la Fiscalía Provincial de Valencia por los contratos adjudicados por la Generalitat valenciana que presidía Francisco Camps por el proyecto de varios rascacielos anexos a la Ciudad de las Artes y las Ciencias que nunca se llegaron a construirse y por los que Calatrava cobró 2,5 millones de euros.

El sobrecoste de la Ciudad de las Artes y las Ciencias
La propia Ciudad de las Artes y las Ciencias, obra del arquitecto, también ha estado envuelta en la polémica por algunos fallos técnicos y por el sobrecoste de la misma. De acuerdo con la diputada de Compromís Mónica Oltra, se trata de un sobrecoste de 600 millones de euros, que no se investiga por la Generalitat, según Oltra, “porque el PP lo impide”.