"No vamos a consentir que se cuestione un proceso transparente, reglado, abierto y con un calendario preestablecido, un proceso que cuenta con el apoyo de asesores externos de amplia experiencia en este tipo de operaciones y de reconocido prestigio internacional", advirtió Blanco.

Patrimonio público "malvendido" por el PP
Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Mininistros, Blanco alertó de que el PP "no está en condiciones de exigir nada" sobre privatizaciones, ya que el proceso de privatizaciones que lideró en su momento llevó al Tribunal de Cuentas a manifestar que habían vendido por debajo de las valoraciones, y por lo tanto, que habían "malvendido", alguna empresa publica, como es el caso de Iberia.

Hasta cinco empresas "sensiblemente" por debajo de su precio
Blanco aludía así a un informe de 2005 del Tribunal de Cuentas donde se constataba que hubo "actuaciones no acordes con los procedimientos establecidos" en algunas operaciones de privatización y ventas de activos de empresas estatales efectuadas entre los años 1996 y 2002, con el PP en el Gobierno. Según el informe, el precio al que el Ejecutivo de Aznar vendió parte o la totalidad de Red Eléctrica Española, Aceralia, Iberia, Minas de Almagrera y Productos Tubulares fue "sensiblemente inferior" al establecido en valoraciones independientes.

Blanco advierte sobre AENA
El portavoz del Gobierno desvinculó la paralización de la venta de Loterías con la privatización parcial de AENA, apuntando que "nada está decidido aún" sobre el calendario de esta última operación. Pidió que no se confunda la entrada de capital publico en AENA con las concesiones de los aeropuertos, ya que el precio de éstas licitaciones es "un mínimo" sobre el que las empresas presentarán las ofertas que no depende de las variaciones del mercado y que responde a una valoración en la que han coincidido la empresa consultora, el banco de inversiones y el valorador independiente. "No vamos a concesionar por menos de lo que pedimos", insistió Blanco, quien recordó que existe un pliego de condiciones que lo impide y que aseguró que existen ya varias ofertas.

La valoración de Loterías era "inaceptable"
Precisamente la negativa a vender por debajo de su valor ha sido el criterio del Gobierno a la hora de paralizar la venta de Loterías, como ha recordado el presidente de este organismo, Aurelio Martínez, quien ha insistido en la "inaceptable" y "extraña" valoración -17.000 millones de euros- hecha por los bancos colocadores, que no reflejaba el valor real de la empresa. Martínez explicó que Loterías se había propuesto no salir a Bolsa en ningún caso por debajo del valor de libros, que era de entre 20.000 y 23.000 millones, al tiempo que explicó que las valoraciones de los analistas se elevaban, en algún caso, hasta 32.000 millones de euros.