La alcaldesa ha realizado este anuncio al ser preguntada por unas declaraciones del director de la Mostra, Salomón Castiel, en las que señalaba que dedicaba al festival valenciano "sus ratos libres", y ha confirmado que desde junio "ya habían rescindido su contrato". El Ayuntamiento, debido a los ajustes a que obliga la situación económica, ha dicho Barberá, "ha tomado la decisión de suspender, al menos en los próximos años, hasta que veamos remontar la situación económica, la Mostra", y "no será el último tema" que sufra recortes, ha añadido. En ese sentido, ha señalado que tales ajustes están "en fase de estudio" y que en una próxima comparecencia para informar sobre el presupuesto municipal de 2012 tiene previsto anunciarlos.

Suspendido durante varios años
Barberá ha reconocido que iba a anunciar la suspensión de la Mostra, que decidió hace unos días con el vicealcalde, Alfonso Grau, en esa rueda de prensa, aunque las declaraciones de Castiel -realizadas a un periódico de Málaga este verano, pero reproducidas hoy por otro valenciano- han hecho "variar" sus "planes estratégicos de información" y adelantar la noticia "para evitar especulaciones". Ha recordado que el cambio de orientación de la Mostra en los dos últimos años, dirigido al cine de acción y aventuras, había sido "querido y apreciado por los aficionados al cine" y que esa nueva temática era "más atractiva". Sin embargo, cree que al festival "le había costado levantar el vuelo", por lo que ha considerado que en una situación "tan dura económicamente", el "mejor servicio" que puede prestar a los valencianos es "suspender" durante unos años -"no sabemos cuántos", ha incidido- la celebración de la Mostra.

Ahorro de 1,7 millones para "otras cosas necesarias"
Barberá ha apuntado que el presupuesto de la que iba a ser la 33 edición de la Mostra de Valencia, 1,7 millones de euros, era "algo inferior" al del año anterior -1,8 millones- y ha apuntado que ese dinero "se va a ahorrar y se dedicará a otras cosas necesarias". Tras hacer el anuncio, ha apuntado que "no caben otros análisis o debates" sobre si le han gustado o no las declaraciones de Salomón Castiel, y ha indicado que "desde junio estaba rescindido el contrato, y sólo si venía alguna vez a Valencia se le abonaba su gasto".

"Evitar gastos superfluos"
Este dato sobre la rescisión de contrato se conoce ahora después de que el pasado mes de julio Castiel compareciera con Grau en rueda de prensa para anunciar que la Mostra había adquirido una nueva forma jurídica y que pasaba de ser una fundación a convertirse en un "ente público empresarial". En esa comparecencia, Grau informó de que la dirección artística del certamen seguiría en manos de Castiel y que el cargo de gestor lo ostentaría una persona que supiera "de números" pero que estaba aún por designar. Barberá ha insistido hoy en que "hay que interiorizar que la situación es dura y que hay que buscar un equilibrio, ahorrar y evitar gastos superfluos".

El PSPV propone alternativas
La oposición municipal del PSPV ha lamentado la suspensión, que atribuye a la  "improvisación" de Barberá. Para el portavoz del grupo municipal socialista, Joan Calabuig, según recoge el diario Levante, existen "otras soluciones" como la fusión de la Mostra con otro certamen, el Cinema Jove, para que Valencia tenga un certamen internacional de cine sin perder "el patrimonio acumulado durante más de 30 años".