Además, Downing Street, residencia oficial del jefe del Gobierno, decidió hoy revelar la lista de los invitados y se ha comprometido a hacer públicos de manera trimestral los detalles de los almuerzos entre miembros del Gobierno y los donantes del Partido Conservador. Cruddas, uno de los tesoreros de los conservadores, dimitió ayer después de que el Sunday Times revelase que le grabaron en secreto una conversación que mantuvo con periodistas de ese dominical que se hicieron pasar por donantes y en la que ofrecía acceso al primer ministro a cambio de altas sumas de dinero.

Camerón habla de cenar con donantes "importantes"
Ante la polémica, fuentes de Downing Street dijeron en un primer momento que no darían a conocer los detalles de las personas invitadas a cenar con Cameron, alegando que se trataba de encuentros "privados". Sin embargo, pocas horas después Cameron anunció que había cenado con donantes "importantes" del Partido Conservador en tres ocasiones desde que se convirtió en primer ministro en mayo de 2010.

Se justifica en que las cenas no se pagaban con dinero público
Entre las personas que han tenido acceso para cenar o comer en privado con el primer ministro se encuentran el antiguo tesorero del Partido Conservador Michael Spencer y su pareja, además de David Rowland y su mujer, que donaron más de dos millones de libras en 2010. "Ninguna de las cenas fueron actos de recaudación de fondos, y además no fueron pagadas con dinero público", se justificó Cameron.

Posibilidad de "influir" en el Gobierno
Pero el problema está en que, según el dominical británico, una donación de unos 250.000 libras (unos 300.000 euros) permitía un contacto directo con Cameron, que Cruddas vendía como una buena inversión. Los supuestos ejecutivos que grabaron al tesorero con cámara oculta incidían en su interés por conocer al primer ministro con el objetivo de hacer prosperar sus supuestas empresas, y Cruddas les asegura que "será fantástico para sus negocios". Ese acceso incluiría la posibilidad de asistir a cenas con el propio Cameron en Downing Street e incluso en su domicilio personal y también de "influir" en las políticas del Gobierno, de acuerdo con el rotativo.

Más dinero para "que les tomen en serio"
Cruddas les explica además los distintos grados de "acceso" a los políticos que conllevan los diferentes tipos de donativos. En este punto, les recomienda optar por grandes cantidades de dinero (250.000 libras anuales) si quieren "que les tomen en serio". Al dar a conocer ayer su decisión de dimitir, Cruddas descartó que "los donantes puedan influir en la política del Gobierno u obtener un acceso indebido a los políticos".