Por fin dio el paso pero no ha sido exactamente el que le pedían en su partido, Rita Barberá deja el PP pero mantiene su escaño de senadora y el aforamiento. En el comunicado mandado al partido comunicando su decisión la senadora e histórica del PPCV alude directamente a la investigación contra ella del Tribunal Supremo por presunto blanqueo de capitales y presenta como "esperada" la decisión del juez de seguir adelante

Para que no la utlicen para esconder fracasos
Barberá alude a la investigación de las donaciones de 1000 euros de cargos del PP para presuntamente blanquear dinero y apunta que resultaría "incoherente" que no se la investigara "pese a no existir contra mí testimonio directo de incriminación". Según ella de la resolución se desprende "que mi persona no goza de ningún privilegio tal y como se ha intentado hacer creer a la opinión pública". Y deja claro y en mayúsculas que expresa su voluntad de "NO DIMITIR" en el Senado porque "me ampara la Ley". A continuación comunica que ha solicitado la baja del partido "porque me lo ha solicitado el partido" y lo hace como una muestra más de su "entrega a él" aunque le resulte doloroso y para que no la utilicen para "tapar sus resultados políticos y electorales".