Es verdad que la ministra Ana Mato no ha dimitido todavía; es cierto que el consejero madrileño Javier Rodríguez sigue al frente del departamento del Gobierno que preside Ignacio González, y que Mariano Rajoy continúa con su tancrendismo, confesando a pies juntillas con los postulados de su gurú demoscópico, Pedro Arriola, el llamado Rasputín de Génova 13, que aconseja dejar pasar el vendaval. Todo eso es cierto, mientras que la enfermera contagiada por ébola, Teresa Romero, empeora y su salud comienza a preocupar a todo el país. Todo eso es cierto, por eso no es de extrañar que el máximo responsable de sanidad y asuntos sociales de la ejecutiva nacional del Partido Popular, José Ignacio Echániz, consejero a su vez del Gobierno castellano-manchego presidido por María Dolores Cospedal, haya decidido este jueves, y no en septiembre ni en agosto, sino el 9 de octubre, comenzar a impartir cursos de formación e información entre los profesionales sanitarios castellano-manchego, lo que pone de manifiesto cómo actúa el PP en casos tan sangrantes como el contagio del letal virus. Y todo ello con el silencio ausente de la máxima responsable territorial de la derecha española, Cospedal, escondida en su cigarral toledano, valorado en 2,5 millones de euros, como si este asunto no fuera con ella. Pues sí, va con ella, y, además, mucho.

Hora y media de curso...y punto
Después de lo que está cayendo, al responsable de sanidad de la ejecutiva del PP, José Ignacio Echániz, no se le ha ocurrido otra cosa que mandar este jueves una carta (ver documento 1 y 2) anunciado la intención de su departamento de impartir cursos de formación de hora y media de duración entre los profesionales para que conozcan los métodos y las actuaciones a realizar en un hipotético caso de ébola, cuando en Castilla-La Mancha ya se activó el protocolo hasta en tres ocasiones entre los meses de agosto y septiembre, si bien los enfermos dieron negativo en las pruebas de esta demoledora enfermedad, que a punto está de cobrarse la tercera víctima española, la primera en contagiarse en territorio europeo.

ATS que se niegan a tratar a los enfermos de ébola
Ante tanto despropósito, ante tanta peligrosa improvisación, los enfermeros de Albacete, provincia que hipotéticamente acogería a los contagiados por ébola en Castilla-La Mancha, se han negado a tratar a pacientes afectados por este virus hasta tanto en cuanto el Gobierno de María Dolores Cospedal no aclare los pormenores, ni ofrezca garantías a los profesionales de que están libres de cualquier contagio, algo, hoy por hoy, que el PP es incapaz de prometer, como quedó patente en la sesión de control al Gobierno del pasado miércoles, donde Mariano Rajoy no se atrevió a garantizar a Pedro Sánchez el control absoluto de la situación.

CC OO exige más garantías
Pero no solo los profesionales sanitarios están expuestos a tanta chapuza del Gobierno de Rajoy. No, existen otros trabajadores, como las limpiadoras y personal de contratas de los centros semiprivados de Castilla-La Mancha que tampoco han recibido ninguna formación e información. De ahí que CC OO exija a Cospedal, “y con urgencia, formación específica, información y un protocolo de actuación que garantice su seguridad ante posibles casos ébola”, añaden, “Echániz no puede olvidarse de garantizar la seguridad y la salud de las limpiadoras, del personal de mantenimiento, de los vigilantes de seguridad y de cuantas personas trabajan en los centros sanitarios encuadradas en diferentes empresas contratistas”, advierte el sindicato.

Las trampas de Cospedal y Génova 13
Desconfianza que viene avalada por aquel día, 13 de agosto de 2014, cuando el secretario de sanidad del PP, José Ignacio Echániz, arremetía contra el secretario general del PSOE madrileño, Tomás Gómez, por poner éste en duda el protocolo establecido por el Gobierno de Mariano Rajoy, asegurando que dichas declaraciones son “irresponsables e inapropiadas y espero que su intención no sea la de crear una alarma injustificada entre los madrileños y los españoles", dijo Echániz a raíz del fallecimiento del sacerdote Miguel Pajares. “La sanidad española ha demostrado disponer de los recursos económicos, técnicos y humanos al máximo nivel para repatriar y atender sin riesgos al primer paciente europeo afectado por ébola”. Declaraciones textuales de Echániz que Cospedal ha ordenado borrar de la página web del partido, pero que ELPLURAL.COM copió antes de ser destruidas. Así es como Cospedal y su equipo combaten el ébola, “sin riesgos y con efectividad”.