Reproducimos por su interés el artículo de Wyoming, publicado en su columna habitual Asuntos & Cuestiones, en el diario Público.
"Hay muchas formas de adivinar la que se viene encima. Una de ellas es limitarse a escuchar lo que dicen los que llevan las riendas. Arturo Fernández, presidente de la patronal madrileña y mano derecha de Esperanza Aguirre, adelanta las líneas maestras de la solución que traerá “el cambio”. Ve imprescindibles los recortes sociales; el copago en sanidad y dependencia; la racionalización del gasto sanitario y el transporte público, “que es muy barato”; más presencia del sector privado en lo público, y confía en que las reformas sean contundentes y lleven cambios “brutales”, aunque no gusten a los ciudadanos.

Estas soluciones culminan con una frase que es toda una declaración de principios: “El café gratis para todos va a ser imposible mantenerlo”. Los servicios a los que se refiere de forma metafórica no se regalan, los pagamos con nuestros impuestos, es elemental pero alguien debería decírselo a este guía privilegiado y altruista de nuestro destino. También podía haber evitado el “para todos”, no había necesidad de explicitar que en su mundo ideal unos “pillan” y otros no. Existen otras intenciones que tienden a una mejor redistribución de la riqueza, pero están en las antípodas de los mal llamados liberales.

Aclaradas las “brutales” consecuencias que estas soluciones tendrían sobre los ciudadanos, ha olvidado explicarnos cuál será la cuota de sacrificio de la asociación que representa, la CEOE, porque hasta ahora todos sus esfuerzos van encaminados al abuso, a sacar tajada de esta crisis con un descaro que define al capitalismo más salvaje. Muchas gracias".