La presidenta de la Asociación de Afectados por la Venta de Viviendas sociales de Madrid, Arantxa Mejías, ha valorado positivamente que el Ayuntamiento de Madrid y el Grupo socialista en el municipio hayan decidido recurrir el archivo de la causa de la venta de viviendas sociales al fondo de inversión Blackstone, lo que también hará la propia asociación, como adelantó El Plural.

 "No esperaba menos en cuanto a que decidan recurrir, ya que creo que es hacer lo correcto", ha dicho, en declaraciones a El Plural, Arantxa Mejías.

"Me hubiera gustado que me llamaran"

La presidenta de la asociación de afectados por la operación de venta al fondo buitre ha expresado su malestar porque ni el Ayuntamiento ni el Grupo socialista se han puesto en contacto con la asociación. "Me gustaría saber si ya han presentado de nuevo el procedimiento de nulidad con la sentencia del Tribunal de Cuentas, ya que eso es vital para nuestra situación. Cuando quieran que nos llamen que tienen mi teléfono", ha reprochado Mejías, que en otras ocasiones ha criticado la inacción del Ayuntamiento de Carmena en este caso.

Un suicidio en Villaverde

"Espero que hagan un minuto de silencio por el vecino de una vivienda vendida a un fondo buitre que se ha suicidado en Villaverde", ha afirmado Arantxa Mejías, en referencia al hombre de 43 años hallado muerto el pasado miércoles tras haberse suicidado. Según publicó El País, vivía solo en una vivienda de alquiler adquirida por un fondo de inversión al Ayuntamiento y que iba a recibir en los próximos días una sentencia por parte de un juzgado de la capital que le obligaba a abandonar la vivienda.

El hombre, que padecía una enfermedad muy grave, se había quedado en paro hacía unos años, pero ya había conseguido un trabajo y tenía medios para hacer frente a la deuda con el fondo de inversión, que, sin embargo, se negó a aceptar el plan de pago.