La consejera de Igualdad, Salud y Política Sociales, María José Sánchez Rubio, ha defendido, a través de un comunicado, el carácter universal de la sanidad pública, y se ha desmarcado de la decisión del Gobierno central de excluir a este colectivo de la cobertura sanitaria por parte del Sistema Nacional de Salud.

Eliminan la prestación
Según la Junta, las "restricciones" planteadas por el Gobierno, con modificaciones de la Ley General de Sanidad y La Ley de Calidad del Sistema Nacional de Salud, vinculan el derecho a la asistencia sanitaria al hecho de residir en España, por lo que las personas que se trasladen a otros países y hayan agotado la prestación "estarían sin cobertura hasta que acrediten nuevamente que residen en España".

Recorte de derechos
"La exclusión de estas personas de la cobertura sanitaria pública no supone una medida de eficiencia para el sistema sanitario público y sí un recorte de derechos que, de nuevo, ataca a las personas que peor lo están pasando en esta situación de crisis económica", lamenta la consejera.

Clarísima injusticia sin"ahorro significativo"
"Andalucía continuará prestando asistencia sanitaria a todas las personas, tal y como lo ha venido haciendo hasta ahora", ha agregado Sánchez Rubio, que ha insistido en que dicha medida no constituye un "ahorro significativo" para las arcas públicas "y sí una clarísima injusticia que vendría a castigar doblemente a las personas que se ven obligadas a emigrar por no encontrar trabajo".