En una entrevista en Europa Press, Ana Botella ha afirmado que la posibilidad de que España solicite un segundo rescate, "ya sea blando o de las características que se determinen" por parte de la Unión Europea, es "muy probable". "Nadie duda. Es muy probable que vamos a tener que tener una ayuda por parte de la Unión Europea", ha manifestado, para matizar que, a su juicio, se tratará posiblemente de un "rescate blando".

"España está intervenida desde agosto de 2011"
La alcaldesa de Madrid ha culpado al anterior Ejecutivo socialista de José Luis Rodríguez Zapatero de la actual situación y ha señalado que el Gobierno de Rajoy se encontró "una situación no prevista en las cuentas públicas". "Hay veces que se nos olvida muy deprisa por qué estamos en esta situación. Estamos por la actuación de un Gobierno que durante ocho años llevó las cuentas públicas a una situación deficitaria; por una actuación irresponsable", ha criticado. En su opinión, esto no es cierto porque, precisa, "en cierta forma" España está intervenida "desde agosto del año pasado" cuando el BCE realizó una compra "masiva" de deuda española. "Pueden vender lo que quieran, pero España en ese momento sufrió una intervención", apostilló.

El milagro de su marido
Ana Botella elogió la gestión de su marido al frente del Gobierno al afirmar que "cuando llegó el Gobierno socialista al poder en 2004 existían unas cuentas públicas tan saneadas como nunca han existido en nuestra historia reciente".

Propone disminuir el número de políticos
La alcaldesa, que parece haberle cogido el gustillo a los asuntos de carácter nacional, se ha mostrado partidaria de disminuir el número de políticos ante lo que ha considerado la "inflación de cargos públicos en estos años".

Después de que la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, planteara reducir de 129 a 65 los diputados de la Asamblea de Madrid, una fórmula que ha sido respaldada por otros barones del PP, como Alberto Núñez Feijóo, Ana Botella ha declarado que ella también está a favor de "todo lo que sea hacer más pequeñas las administraciones".

"No creo que esto vaya a solucionar nuestra existencia pero va encaminado al reducir todas las administraciones porque probablemente hemos tenido una inflación de cargos públicos en estos años", ha señalado. "Hay que garantizar la representación, pero nos podemos permitir disminuir el número de personas que nos representan", ha concluido.