Cristina Almeida ha concedido una entrevista a El Mundo en la que ha dejado bien clara su opinión sobre a quién tiene que parecerse Pedro Sánchez: al expresidente Jose Luis Rodríguez Zapatero.

Me gustaría que se pareciera a Zapatero, con quien llegaron las leyes más progresistas de este país (contra la violencia, por la igualdad, de dependencia...)”

Además, añade: “Espero que no sea felipista! Yo era amiga de Felipe cuando se podía. Ahora es un sabio jubilado. Seguirlo no lleva a ningún lado más que al Grupo Prisa”

“Ejecutivo efectivo”

Otra de las cuestiones abordadas por la histórica líder de Izquierda Unida es el poder de la mujer dentro del nuevo Ejecutivo. “No me gusta la palabra efectista. Prefiero el término efectivo. Con la llegada de este Gobierno, se ha empezado a hablar de golpes de efecto cuando lo que hace es dar soluciones a problemas que requieren una respuesta inmediata. Un Ejecutivo con mayoría de mujeres puede parecer efectista, sin embargo, para mí, es efectivo: responde a la necesidad de que las mujeres ocupemos puestos en la sociedad”, ha indicado.

Exhumación de Franco

Sobre la exhumación del dictador Francisco Franco Almeida ha recalcado que es algo que  "se pide desde hace mil años". "¿Cómo vamos a estar adorando a un dictador?", se ha preguntado. "Es impensable en cualquier país de Europa. Que la familia diga ya dónde enterrarlo para que le puedan rendir homenajes allí. Quitarlo de en medio es quitarnos también una historia lacerante. No sólo hablamos de Franco, sino de gente que necesita buscar a sus muertos, que busca dignidad: no huesos cuando hay dinero. Y ofrecerles respuesta es una obligación del Estado. El Estado los mató y el Estado debe buscarlos. Aunque sea otro Estado. A lo mejor quien no lo quiere hacer se siente más vinculado a los nazis que a los progresistas", ha concluído.