Un alcalde ha pasado por el Partido Popular, Ciudadanos y Vox en menos de un año. Alberto Virseda fue elegido edil de la localidad toledana de Polán las pasadas elecciones con el Partido Popular. Pero, pese a conseguir la alcaldía del pueblo por segunda vez consecutiva, el pasado año decidió abandonar su partido y pasarse a Ciudadanos.

Así, tras estar al frente de la alcaldía del pueblo con el PP desde 2015, empezó a gobernar como no adscrito. Aunque la formación le reclamó que entregara la alcaldía a otro integrante del Partido Popular, y a pesar de que le denunciaron por tránsfuga, Virseda consideró que “era lo mejor para el PP y para mi pueblo”, conforme informó Periódico de Castilla-La Mancha.

No obstante, su paso por la formación naranja fue muy breve y efímera, ya que él mismo ha dicho que “coincide poco con las ideas que defiende Ciudadanos”. Por esta razón, Alberto Virseda volvió a cambiar de partido político y se convirtió en militante del partido ultraderechista Vox.

Según una entrevista al político emitida por Cadena SER en Toledo, aclaró las causas que le han llevado a pasar por tres partidos políticos, esclareciendo que ha conseguido “conocer tanto a Ciudadanos como a Vox”. También reconoció que hasta comparte con la formación liderada por Santiago Abascal su apreciación con las leyes contra la violencia machista.

El pueblo de Polán está ubicado en pleno centro de la provincia de Toledo con menos de cuatro mil habitantes. Alberto Virseda no descarta la posibilidad de presentarse con Vox en las próximas elecciones, que se celebrarán en mayo, a la alcandía de la localidad. Pero, para el alcalde, su objetivo durante los meses que quedan hasta las elecciones seguirá siendo “ser alcalde al cien por cien de los polanecos”.