Decenas de expresos cubanos llegados a España entre 2010 y 2011 se han concentrado este martes en la madrileña Puerta del Sol para denunciar que más de 80 refugiados y sus familiares han quedado "en total desamparo" tras dejar de recibir ayudas tras el cambio de Gobierno. Ya desde hace días otros expresos se están concentrando frente a la sede del PP en Málaga para protestar por el fin de las ayudas, aunque las movilizaciones se han extendido a Madrid tras el dramático suicidio del disidente Albert Santiago du Bouchet en Canarias hace una semana.

Papel de España en el acuerdo Cuba-Iglesia
España acogió entre julio de 2010 y abril de 2011 a 115 excarcelados y 647 familiares y allegados, como recuerda EFE, en virtud de un acuerdo entre el régimen y el arzobispo de La Habana, Jaime Ortega Alamino, con la mediación del entonces Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, que puso en marcha un programa de ayudas de 800 euros por diferentes conceptos y durante 18 meses en base a la ley de acogimiento humanitario. Los concentrados en Madrid pretenden continuar con sus movilizaciones hasta conseguir "una respuesta" del actual Gobierno.

El PP culpa a Moratinos
El secretario de Estado español de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Gracia, negó una "relación directa" entre el suicidio del exprisionero y la decisión del Gobierno de poner fin a las ayudas, insistió en que los “períodos de tiempo" de las ayudas habían pasado y aseguró que Exteriores busca soluciones "caso por caso” para que puedan trabajar. Entre las soluciones que baraja se encuentra facilitar su salida a otros países como EEUU. Más lejos ha ido el diputado del PP de origen cubano Teófilo de Luis, que tras reunirse con una representación de los disidentes achacó la mala situación que viven éstos a la "inmoralidad" del anterior Gobierno del PSOE y en particular a su ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos.

Indignación en el PSOE: "Es su responsabilidad"
Estas palabras han provocado la sorpresa e indignación del PSOE, que advierte de que la “inmoralidad” la comete el PP al eludir su responsabilidad y tratar de culparles. En declaraciones a ELPLURAL.COM, la diputada del PSOE Delia Blanco, que participó en las gestiones para la llegada de los exiliados cubanos, recuerda que las ayudas que en su día otorgó el Gobierno socialista pueden prorrogarse o buscarse otras figuras diferentes si el PP está interesado en mantenerlas. Recuerda asimismo que el PP no puso objeción a la llegada de los exiliados, más allá de criticar como exiguas las ayudas que les concedieron en su día los socialistas, así como que dirigentes populares como el propio De Luis recibieron a expresos y éstos recorrieron televisiones afines al PP. “No han hecho nada para ayudar, que hablen con Exteriores, con Interior y con la Comunidad de Madrid para afrontar la situación, todas ellas administraciones controladas por el PP, que asuman sus responsabilidades”, pide Blanco a los populares. La diputada cita a Esperanza Aguirre porque ha sido de las más activas a la hora de reunirse con la disidencia cubana pero cuando llegaron los expresos “no ayudó”, apuntando en el sentido contrario que comunidades como Andalucía sí colaboraron.

Desde Miami sí apuntan a la precariedad...
Pero esta vez la estrategia de limitarse a culpar al Ejecutivo precedente puede no ser suficiente para los de Mariano Rajoy, aunque un expreso residente en España como Omar Rodríguez ha secundado esa línea. Diarios con simpatías hacia el exilio cubano como El Nuevo Herald de Miami (EEUU) relacionaron el suicidio de Bauchet con el fin de las ayudas tras la llegada del PP al Gobierno, después de conversar con la exmujer del fallecido.

... y críticos con el castrismo también miran al PP
El blog cubano Penúltimos Días, crítico con el castrismo, no tiene inconveniente en pedir al PP que asuma responsabilidades denunciando sus palabras ante “un suicidio fuera de fecha”: “Toda la culpa de este suicidio no puede ser atribuida al Gobierno español, por supuesto. Pero es obvio que al retirar las ayudas en medio de la actual situación que vive España en cuanto a empleo, estas personas han sido colocadas en una situación desesperada. España debe hacer frente a esa responsabilidad política. Y esos políticos del PP que salieron en las noticias solidarizándose con los desterrados y la causa cubana (Jorge Moragas, Esperanza Aguirre, Teófilo de Luis…) deberían interceder para que esa situación se solvente, ahora que es el PP quien gobierna”. Desde España, medios como periodistas.org advierten de que Rajoy “ha dejado a la deriva” a los expresos, relatan los problemas económicos que están sufriendo y recogen citas tan contundentes como esta de un miembro del colectivo, Randol Roca: "No salí de una dictadura para meterme en otra. Quiero libertad".

Aguirre ofreció Madrid como "hogar" y Rajoy mostro su plena disposición
Y es que los múltiples gestos del PP con la disidencia cubana, arropándoles simbólicamente y prometiéndoles ayuda cuando ocupaban los escaños de la oposición en el Congreso, están muy recientes. Muchos de esos guiños los ha protagonizado Esperanza Aguirre, que cuando empezaron a llegar los expresos no dudó en ofrecer la Comunidad de Madrid como "hogar de acogida". La presidenta regional también anunció recientemente que pondría a unos jardines madrileños el nombre del disidente Orlando Zapata –fallecido tras una huelga de hambre en una prisión de La Habana- mientras proclamaba que "los cubanos no están solos". Como líder de la oposición, Rajoy también se reunió con expresos para asegurarles que “cualquier cosa que necesiten de mí estoy a su disposición” y contaban con el respaldo de su partido. En marzo de este año y ya con los recortes presupuestarios sobre la mesa el PP volvió a reunirse en Madrid con un grupo de disidentes junto a los que posaron sonrientes, y aunque en la web del partido reconocen que su situación económica formaba parte de la agenda, no apuntan más detalles sobre sus compromisos en ese punto.