Esperanza Aguirre la ha vuelto a liar, esta vez en una entrevista en la cadena Cope. Aunque se ha cuidado de repartir elogios a todos, en ese reparto sale de nuevo damnificada la candidata popular a la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, a la que ya ha dirigido un par de mandobles. Aguirre calificó como una "excelente" candidata a Cifuentes, pero acto seguido añadió que "mi propuesta era Ignacio González". Otra cosa es que el todavía Presidente madrileño y defenestrado candidato se lo crea, dado que la 'lideresa' no movió un dedo a su favor ante Rajoy.

"Mi propuesta"
Tras explicar las razones por las que dejó la presidencia de la Comunidad de Madrid "con la mayoría absoluta más abultada en su historia a nivel nacional", pero sin explicar por qué incumplió su anunció de dejar también la presidencia del PP madrileño, afirmó que designó a Ignacio Gonzalez como sustituto porque era "la persona que iba a encarnar los principios y valores del PP". También añadió que "tenía y tiene" toda su confianza, pero estas declaraciones públicas no se compadecen con una realidad, antes de que Rajoy designara candidatos en Madrid había dado una pista, que Esperanza e Ignacio González no podían ser el ticket electoral porque la sombra de Gürtel, corrupción y privatizaciones planearía sobre los candidatos. Uno de los dos sí, los dos juntos no. Y con ese pre aviso de Rajoy en Génova afirma que Esperanza Aguirre dejó abandonado a su suerte a Ignacio González.



Con Podemos no se podrá votar
Una de la líneas maestras de la estrategia electoral de Aguirre es azuzar el miedo a Podemos, y en esta línea aseguró que este partido político "es digno de dar miedo" porque "si viene Podemos no volveremos a votar libremente". La candidata del PP al ayuntamiento de Madrid aseguró que si gobernara Podemos eliminaría los mecanismos que tiene la Democracia para sustituir a un partido cuando lo hace mal, como son la justicia independiente y los medios de comunicación.