"Sinvergüenza", se ha podido leer perfectamente de los labios de María Dolores de Cospedal durante la intervención de Pablo Iglesias en el Debate de Investidura. Lo ha hecho justo después de que el líder de Podemos espetara al PP: "Cuando se pronuncie la palabra delincuentes en esta cámara, ustedes se callen".

La pillada de Rivera

Cospedal no ha sido la única en meter la patita insultando al adversario. Albert Rivera, durante la polémica de Pablo Iglesias con el PNV al hilo de la cruz de Borgoña, después de que Iglesias le criticase diciendo que tendría que ir a "buscarlo a Google" para saber que hablaba de un símbolo carlista, el líder de Ciudadanos ha sido muy gráfico desde su escaño. Se ha podido leer con claridad sus labios diciéndole "capullo" y "vaya gilipollas".

En las redes sociales, la pillada no ha pasado inadvertida.