Política
Lolita Flores en 'El Intermedio'
Lolita Flores en 'El Intermedio'

Lolita pide valorar a los artistas por su talento y no por "sus deudas" con Hacienda

La cantante, que tuvo problemas con el fisco, sale en defensa de Màxim Huerta

REDACCIÓN
0 |
Jue, 14 Jun 2018

Lolita Flores ha entrado también en la polémica sobre Màxim Huerta que desembocó en su dimisión este miércoles. La cantante, que ha estado en El Hormiguero anoche, pidió que no se pusiera en la diana a las personas por "sus deudas con Hacienda".

"A la gente hay que medirla por su talento, por su manera de ser y por la labor que quieran hacer, no por las deudas que podamos tener con Hacienda", dijo Lolita Flores, al ser preguntada por el presentador tras falicitarla por la Medalla de las Bellas Artes que ha recibido. "Espérate, porque ahora con este cambio de Gobierno y eso espero que no se arrepientan y me la sigan dando", bromeó.

Medir a la gente por su talento, no por sus deudas
"Me gustaría decir algo no en favor de Màxim, sino creo que en favor de todos los profesionales que nos dedicamos de alguna manera a las artes, sea en teatro, televisión, cine, libros... Creo que la mayoría de todos los artistas de este país hemos tenido o tenemos contenciosos con Hacienda que, gracias a nuestros trabajos y a que vosotros nos dais la oportunidad de poder venir a unos platós de televisión y poder seguir trabajando en lo que nos gusta, podemos colaborar como todos los españoles con el fisco", afirmó la cantante.

"Creo que a la gente hay que medirla por su talento, por su manera de ser y por la labor que quieran hacer, no por las deudas que podamos tener con Hacienda", añadió.

Los problemas de la familia Flores con Hacienda
En 2014, Lolita reconoció que había cobrado un dinero de forma incorrecta por no haber sido bien aconsejada por su asesor financiero. 

En la lista de artistas que han tenido serios problemas con el fisco, el primer gran caso fue el de su madre, Lola Flores, y su padre, El Pescaílla, quienes entre 1982 y 1985 no presentaron la declaración de renta. El descuido costó a la pareja 28 millones de pesetas (unos 170.000 euros).

Lola Flores argumentó en el juicio, celebrado en 1989, que toda su vida había pagado a Hacienda pero que en esos años carecía de ingresos y que no recordaba si había hecho o no la declaración de renta.