Política
Caso Nóos
Iñaki Urdangarín, cuñado del rey Felipe VI. EFE/Archivo

El Supremo rebaja la pena a Urdangarin a cinco años y diez meses

La Fiscalía había pedido ampliar a diez años la condena dictada por la Audiencia de Palma

Mar, 12 Jun 2018

El Tribunal Supremo ha decidido rebajar a cinco años y diez meses la condena de Iñaki Urdangarín en el caso Nóos. La pena impuesta por el Alto Tribunal es cinco meses menor que la que dictó la Audiencia de Palma de Mallorca el 17 de febrero de 2017.

El Supremo responde así al recurso planteado por el exduque de Palma contra la condena de seis años y tres meses impuesta por la Audiencia de Palma por dos delitos fiscales, prevaricación, malversación, fraude y tráfico de influencias, cometidos a través de su Fundación Nóos, una entidad supuestamente sin ánimo de lucro, pero que Urdangarín y su socio, Diego Torres, usaron para desviar fondos obtenidos de contratos con administraciones públicas.

El ingreso en prisión, en suspenso
La condena del Supremo no implica el ingreso inmediato de Iñaki Urdangarin en peisión, una decisión que corresponde ahora ejecutar a la Audiencia de Palma, pero el exduque de Palma tiene difícil escapar a la cárcel. La defensa de Urdangarin puede todavía pedir el indulto o recurrir en amparo al Constitucional y solicitar a la Audiencia de Palma que deje en suspenso el ingreso en prisión hasta que ese Alto Tribunal decida si admite a trámite el recurso, lo que puede demorar el caso dos o tres meses.

La fiscal Ángeles Garrido había pedido en marzo pasado que se aumentara la pena contra el exduque de Palma Iñaki Urdangarin a 10 años al considerar que él y su exsocio Diego Torres fueron los "instigadores" de la trama de corrupción en Baleares y la Comunidad Valenciana. El ministerio público consideró que ambos fueron el "motor" de los delitos que se juzgaron -malversación de fondos públicos y fraude a la Administración- y, en el caso de la corrupción a funcionarios de Mallorca, ha destacado la "reprochabilidad" de su conducta.

Instigadores de la corrupción

"De ellos partió la iniciativa y ellos fueron los instigadores para la corrupción en los funcionarios públicos", ha destacado sobre la parte balear del caso Nóos, por lo que no se les debe aplicar, ha defendido, la pena en su grado inferior, como solicita la defensa.

Lo que alegó la defensa de Urdangarin
La defensa del exduque de Palma, Mario Pascual, alegó que su representado no cometió ninguno de los delitos por los que fue condenado, subrayando la "falta absoluta de cálculo en la cuota tributaria que se debe imputar a Iñaki Urdangarín".

Pascual expuso que el tráfico de influencias, por el que fue condenado por la Audiencia de Palma de Mallorca a un año de prisión, se justificaría por la vinculación de Urdangarin con la Casa Real, pero no podía considerarse de tipo delictivo. Además, refutó los dos delitos fiscales imputados a Urdangarin.

Actualmente, los exduques de Palma, Iñaki Urdangarin y Cristina de Borbón, siguen viviendo con sus hijos en Ginebra (Suiza), a la espera de conocer la sentencia del Alto Tribunal.