Política

Las dos Españas o la foto del Gobierno del PP y el de Sánchez

Mujeres y no sólo hombres, personalidades frente a políticos y profesionales en vez de imputados y encarcelados

Sáb, 9 Jun 2018

“Nos estamos comiendo la mierda de Aznar”. Con esta crudeza explicaban dirigentes del PP al periodista Pablo Montesinos el malestar existente de la dirección nacional del partido con el expresidente del Gobierno.

En Génova 13 consideran que la detención de Eduardo Zaplana y la sentencia del caso Gürtel han sido los detonantes de una moción de censura que ha llevado a Pedro Sánchez a La Moncloa. En gran medida, culpan de la pérdida del poder a José María Aznar. O, mejor dicho, a la corrupción generalizada que se instaló en su época en todo el Partido Popular.

De ahí el enfado de buena parte del PP cuando el expresidente reapareció esta semana para asegurar que la corrupción es "un cáncer" intolerable al tiempo que se defendía de aquellos que estaban “intentando manchar una trayectoria política muy importante" como la suya.

Aznar obvia su foto 
De este modo, Aznar volvía a obviar una realidad demoledora para el Partido Popular: 12 de sus 14 ministros están imputados, implicados o cobraron sobresueldos.  Eduardo Zaplana, Rodrigo Rato y otros expresos o imputados forman parte de un catastrófico legado que se resume a través de una fotografía tomada en 2002 y que representa el período más negro de España en cuanto a lo que corrupción se refiere.  

La imagen de Aznar y sus ministros en 2002 contrasta con la ofrecida esta semana por el nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchez. Entre una y otra instantánea apenas han pasado 15 años, pero parecen de diferentes siglos. Dos Españas totalmente distintas que se pueden explicar a través de tres diferencias que no son menores. 


1La España de los hombres frente a la de las mujeres

La España de Aznar, en la que predominan los hombres (tan sólo 3 mujeres formaban parte del Gobierno), contrasta con el último Gobierno socialista. Un Ejecutivo en el que las mujeres no sólo son mayoría, sino que ocupan los puestos más relevantes.

2Un Gobierno de políticos frente a otro de personalidades

Todos los miembros del Gabinete de José María Aznar eran conocidos políticos que durante años habían sobresalido entre la militancia del Partido Popular. Por el contrario, la mayoría de los miembros del Ejecutivo de Pedro Sánchez no tienen carnet del partido. Respecto a los miembros que sí cuentan con militancia política en el PSOE, salvo excepciones como la de José Luis Ábalos, ninguno de ellos cuenta con un peso orgánico destacable en el partido. 

3Imputados frente a reconocidos profesionales

Pero sin duda, la diferencia más obvia es aquella que muestra en una imagen a muchos imputados, implicados o políticos que cobraron sobresueldos, y en la otra a profesionales tan diversos como una economista, un astronauta, un escritor… 

 

José María Garrido es periodista y politólogo.