Política
La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, interviene en el pleno del Parlament fuente EFE
La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, interviene en el pleno del Parlament
|
Fuente
:
EFE

Ciudadanos recurrirá al Constitucional el voto delegado de Puigdemont y Comín

Arrimadas critica el "uso partidista" del Parlament: "La Mesa funciona más como un gabinete de abogados de los fugados"

33
Mié, 25 Abr 2018

Ciudadanos presentará un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional contra el voto delegado de Carles Puigdemont y Toni Comín, ante la "inacción" del Gobierno del PP, porque no se puede dar un "premio" a los que "se saltan la leyes" y se encuentran "fugados" de la justicia.

La Mesa del Parlament, en la que JxCat y ERC disponen de mayoría, ha rechazado esta mañana las peticiones de reconsideración presentadas por Ciudadanos, el PSC y el PPC en contra del voto delegado del exconseller Antoni Comín, como ya sucedió también hace unos días con el caso de Carles Puigdemont.

Tras la decisión de la Mesa, y "agotada ya la vía parlamentaria" para frenar la delegación del voto de Puigdemont y Comín, Ciudadanos ha anunciado que presentará un recurso de amparo ante el alto tribunal.

Durante el pleno que se celebra hoy en el Parlament, la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, ha solicitado la palabra para expresar su "absoluto desacuerdo" por la decisión adoptada en la Mesa de la cámara catalana: "No se puede dar un premio a los que se saltan las leyes" y se encuentran "fugados" de la justicia, ha dicho.

La también portavoz nacional de Ciudadanos ha defendido que el voto delegado no está contemplado en el reglamento del Parlament para casos como el de Puigdemont y Comín, sobre los que pesa una euroorden de extradición.

Pero, además, Arrimadas ha criticado el "uso partidista" que hacen a su juicio las fuerzas independentistas del reglamento de la cámara catalana: "La Mesa funciona más como un gabinete de abogados de los fugados", ha denunciado.

Ciudadanos ha instado al Gobierno en repetidas ocasiones a presentar un recurso de inconstitucionalidad ante el alto tribunal contra la delegación de voto, primero de Puigdemont y ahora también con el de Comín, ya que en ese caso la suspensión sería inmediata.

En cambio, con el recurso de amparo, la resolución del Tribunal Constitucional podría demorarse meses y, previsiblemente, ésta no se produciría antes de una eventual investidura, argumento que ha utilizado la formación naranja para que pedir al Ejecutivo que recurra la delegación de voto de Puigdemont y Comín.