Política
La portavoz del PSOE, Margarita Robles, y el del PP, Antonio Hernando. EFE/Archivo
La portavoz del PSOE, Margarita Robles, y el del PP, Antonio Hernando
|
Fuente
:
EFE/Archivo

Robles acusa al PP de saltarse su “acuerdo” de no hablar de la prisión permanente

La estrategia de Ciudadanos fuerza el debate, que había quedado congelado hasta la sentencia del Constitucional

Mar, 13 Mar 2018

La portavoz socialista, Margarita Robles, ha desvelado que el PSOE y el PP tenían un “acuerdo tácito” para frenar el debate de la prisión permanente revisable y evitar hacer electoralismo con un asunto tan sensible, hasta que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre los recursos presentados por los partidos de la oposición.

Según ha explicado Robles, ella misma llegó a ese acuerdo con el portavoz del PP, Rafael Hernando, después que el PNV presentara una iniciativa para derogar la ley aprobada en la pasada legislatura de Rajoy gracias a su mayoría absoluta.

"Yo había hablado con el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Rafael Hernando, de portavoz a portavoz, de que fuéramos prudentes con esta materia y que no se pusiera sobre la mesa hasta que el Tribunal Constitucional se pronunciara y, desgraciadamente, en un cálculo que tampoco me atrevo a calificar aunque tengo mi opinión, nos vamos a ver abocados este jueves a este debate que tiene una clave más electoralista que otra cosa", ha dicho Robles. 

Rajoy mantiene su postura
El PP ha dado muestras de que no se ha tomado muy en serio su “pacto tácito” con el PSOE, aunque es cierto que Ciudadanos no se lo ha puesto fácil, al pasar de blindar todas sus leyes a levantarle su apoyo con un fin electoralista. Los populares no han dudado en echar mano de los mayores defensores de la cadena perpetua revisable: los padres de las víctimas asesinadas cruelmente en los últimos años, Marta del Castillo y Sandra Palo, para mantener su defensa de su ley, como hizo el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a principios de febrero pasado, en un acto en Córdoba.

Ese mismo mes, el portavoz del Grupo popular en el Congreso, Rafael Hernando, protagonizó en Almería un acto de recogida de firmas contra la derogación de la prisión permanente revisable.

Este martes, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, también ha defendido la medida en una entrevista con RNE. “El Gobierno no ha cambiado ni de idea ni de postura" sobre la prisión permanente revisable y que así lo defenderá en el Congreso, este jueves, dijo Zoido, que justificó la decisión en que "el 80 % de los españoles" apoya esa pena, lo mismo que "los órganos consultivos".

Por su parte, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha insistido, hoy, en Telecinco, en que la ley aprobada el el 2015 es similar a la que existe en otros países de la UE y ha descartado el oportunismo. "No es un tema de ahora con Gabriel, sino que lo hemos propuesto con anterioridad", ha argumentado.

La maniobra de Ciudadanos
La iniciativa de derogación presentada por el PNV estuvo congelada hasta este año, cuando Ciudadanos, a la caza del electorado del PP dejó de apoyar sus leyes. El diputado del PNV, Mikel Legarda, ha recordado que su iniciativa para derogar la ley fue presentada en la legislatura anterior y que "Ciudadanos ha retenido la iniciativa durante meses y ahora, a raíz de las elecciones en Catalunya, entra en competición electoral con el PP y entiende esto como un filón de votos".

Un debate en el peor momento
La pelea política ha vuelto a traer el debate de la prisión permanente revisable, en el peor momento, en medio de la conmoción tras la muerte del pequeño Gabriel.  El PP ha aprovechado la ocasión para presentar una enmienda a su propia ley para ampliar a cinco casos más la posibilidad de aplicar la prisión permanente revisable. Ciudadanos presenta otra enmienda para limitar los supuestos en la concesión del tercer grado.

Sobre la postura del PSOE, el diputado socialista Odón Elorza ha puesto un pcoco de luz, en una entrevista en Radio Euskadi, Elorza, donde ha afirmado que el debate social suscitado por el crimen de Gabriel Cruz, “no va a interferir” en la postura de su grupo respecto a la prisión permanente revisable.

Esa medida de “condena perpetua aunque se diga revisable”, “es contradictoria en sí misma y en sus términos”, además “de inconcreta y no añade gran cosa a un Código Penal y una Ley penitenciaria que está ya endurecida en los últimos años”, ha reflexionado el secretario de Transparencia y Democracia Participativa del PSOE. Por ello, el PSOE mantendrá la posición que le llevó a plantear un recurso ante el Tribunal Constitucional contra la reforma legislativa del PP.

A su juicio, “la conmoción existente en la opinión pública tras el último asesinato del pequeño Gabriel no genera las mejores condiciones para mantener un debate sereno por parte del legislativo” y “con algunas estrategias oportunistas de utilización del dolor para marcar posiciones políticas”.