Política

El alcalde de Santiago justifica el pregón “dentro de la sátira y la crítica”

Martiño Noriega denuncia amenazas de muerte contra él y su familia

Lun, 19 Feb 2018

La polémica por el pregón del carnaval de Santiago hecho por el humorista Carlos Santiago no baja de intensidad y el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha tomado cartas en el asunto censurando las expresiones con contenido sexual referidas al apóstol y la virgen del Pilar, que calificó de “indignantes”.

Según publicó El Correo Gallego, a partir de declaraciones de asistentes al pregón, el humorista se refirió a “los huevos del apóstol, a la felación que supuestamente le haría la Pilarica al Santo y a otras cuestiones polémicas".

El alcalde de Santiago de Compostela, Martiño Noriega (Compostela Aberta), salió en defensa del humorista, al enmarcar su pregón “dentro de la sátira y la crítica”.

“Mucha gente está hablando pero poca gente ha tenido oportunidad de escuchar el pregón de Carnaval. Está contextualizado dentro de la sátira y crítica de un espacio de Carnaval y dentro de los límites del humor, que no siempre tienen que gustar, a veces incluso molestar”, afirmó el alcalde. 

Amenazas de muerte
Martiño Noriega aseguró, en rueda de prensa, en días pasados, que ha recibido amenazas contra él y su familia, algunas de ellas de muerte, y que pondría  "en conocimiento de las fuerzas de seguridad".

Sobre las críticas, a las que se sumó el Arzobispado, en un comunicado, y el PP gallego, Martiño Noriega dijo que no entraría en si "una intervención transgresora", propia del Carnaval, puede "herir" la sensibilidad de alguien. "Lo que digo es que no la hiere de manera natural", sino "posteriormente a una campaña lanzada", algo que es "fácilmente demostrable".

"No estoy dispuesto a practicar una caza de brujas, a hacer de inquisición",indicó el alcalde, que ha dicho que el pregonero es un dramaturgo prestigioso que ha hecho una intervención humorística que, comprende, "puede que no a todo el mundo le guste" e incluso "puede molestar en algún momento".

"Los límites de lo políticamente correcto cercenan la expresión artística, así de claro. No voy a ser yo el que crucifique a Carlos Santiago", insistió.

Acto de desagravio en la Catedral
El pasado sábado, la Catedral de Santiago celebró un “acto de desagravio” convocado por la Iglesia tras la polémica En él, el arzobispo de Santiago, Julián Barri. realizó una intervención de unos nueve minutos centrada en exclusiva en criticar las expresiones del humorista sobre el Apóstol Santiago y la Virgen del Pilar, de las que informó un diario local, que citó a varios testigos en el pregón.

En el “acto de desagravio” estuvo presente, de pie junto a las primeras filas de bancos de la nave central de la Catedral, el portavoz municipal del PP, Agustín Hernández.  En el templo también se encontraba la la exsenadora y viceportavoz del Grupo popular en el Parlamento de Galicia, Paula Prado, miembro del comité de dirección del PP gallego.

La polémica se extiende a Zaragoza
La polémica ha llegado también a Zaragoza, donde el concejal del PP Pedro Navarro ha exigido al alcalde de la ciudad, Pedro Santisteve, que llame a "su amigo", el regidor de Santiago de Compostela, Martiño Noriega, para que pida disculpas por las burlas hacia la Virgen del Pilar en el pregón del carnaval de esta ciudad.