Política
Jomian, el niño dependiente fallecido en Cuenca en 2014.
Jomian, el niño dependiente fallecido en Cuenca en 2014.

El PP olvida la muerte de Jomian y se envuelve ahora en la bandera de la dependencia

“Los dependientes, en vez de cobrar van a tener que pagar”, dice la portavoz manchega

277
Sáb, 10 Feb 2018

Hay políticos capaces de obviar la realidad y apoyados en el más absoluto de los cinismos acusar de todos los males a los contrincantes, a pesar de que esos males hayan sido provocados por su nefasta gestión al frente de las administraciones. Este es el caso del PP de Castilla-La Mancha, que a través de su viceportavoz, Carmen Riolobos, ha considerado que es “lamentable” y propio de un “vendehumo sin corazón” el hecho de presentar un Plan de Infraestructuras Sociales mientras “los dependientes siguen en un calvario porque en vez de cobrar una ayuda ahora van a tener que pagar”, ha dicho sin sonrojarse ni despeinarse esta polémica senadora conocida por sus excesos verbales, en referencia al anuncio del presidente socialista de Castilla-la Mancha, Emiliano García-Page.

4.000 personas menos

Aún es más, Riolobos ha dado a conocer “datos irrefutables” en la dependencia, como que, siempre según sus apreciaciones, “hay 4.000 personas menos recibiendo atención y prestación que cuando gobernaba Cospedal, y todo por la falta de atención a estas personas”. Del mismo modo, ha dicho, sin aportar ni un solo documento oficial que así lo acredite, que en la actualidad hay “6.486 expedientes sin resolver, dependientes que ya lo son y que están sin ser vistos y calificados”, además de “12.056 dependientes en el limbo, que han sido calificados y que no están cobrando la ayuda”.

Según la dirigente ‘popular’ “los anuncios de Page no valen para nada”. “Nosotros creemos que obras son amores y que García-Page, en vez de presentar planes para que luego los haga el PP, lo que tiene que hacer es resolver el día a día de los dependientes y dejar de vender humo”, sin poder resistirse a su comparación favorita: “García-Page tergiversa la realidad, como Puigdemont”. Fin de la cita.

Respuesta socialista

Declaraciones que no han caído en saco roto, y el diputado del Grupo Socialista y especialista en Dependencia, Fernando Mora, ha instado a los dirigentes del PP a “dejar de insultar y utilizar a los dependientes para atacar al gobierno regional y si quieren hacer algo de provecho que insten a su Gobierno a derogar el Real Decreto Ley del Plan de Estabilidad Presupuestaria de 2012 que aplica incompatibilidades injustas a este colectivo”, lamentando también las críticas del PP sobre la aplicación de la Ley de Dependencia, cuando “ellos nunca han creído en este sistema y cuando los datos dejan en evidencia lo que hizo el anterior gobierno y lo que está haciendo el actual”, asegurando que con García-Page el número de beneficiarios de la dependencia ha aumentado un 48 por ciento y un 30 por ciento el de prestaciones concedidas con respecto a la legislatura anterior. Además, “hemos pasado de las 3 prestaciones económicas concedidas por Cospedal a las 1.300 con García-Page”, añade, “las estadísticas son algo más que números, son también personas”.

La falta de memoria del PP

Al margen de este cruce de acusaciones, está claro que la hemeroteca no engaña y en ella ha quedado grabada a fuego la muerte de Jomian Leonel, de 13 años de edad, fallecido en Cuenca el 27 de marzo de 2014 a consecuencia de las graves deficiencias psicomotoras que padecía y que exigían el cuidado completo por una persona durante las 24 horas del día. Sin embargo, el Gobierno de Castilla-La Mancha, que presidía entonces María Dolores Cospedal, ninguneó durante meses a la madre de este gran dependiente aquejado, además, de parálisis cerebral, le faltaba un pulmón y el otro lo tenía seriamente afectado por la escoliosis severa que padecía, lo que le provocaba anemia constante y no podía quejarse porque no podía hablar ni comunicarse; no controlaba esfínteres, requería transfusiones de sangre constantemente y como cierre de este relato esperpéntico no podía comer vía bucal por lo que tenía que ser alimentado mediante botón gástrico, como ya informó ELPLURAL.COM en numerosas crónicas que buscaban denunciar esta anómala y triste situación.

Vergüenza nacional

Aquel jueves de marzo de 2014, Cospedal pasó una jornada apacible y tranquila en su Palacio de Fuensalida, sede del Ejecutivo castellano-manchego, pero no pudo evitar que la desgarradora carta del portavoz de la Plataforma de la Defensa de la Ley de Dependencia, José Luis Gómez-Ocaña, llegara al corazón de todos los españoles, recordando a Yulisa, la madre de Jomian, contra la que se lanzaron todo tipo de sospechas de fraude: “Yulisa, su madre, rota de dolor, podrá levantar la cabeza y seguir caminando por la vida con el recuerdo de su hijo en el alma y la cabeza bien alta. ¿Podrá decir lo mismo el o la responsable de dar a este niño una prestación de prevención de dependencia, o de que su madre no haya podido estar con su hijo en la hora de su muerte? ¿Consideran nuestros gobernantes que esto ya sí es una línea roja que no se debe cruzar?”, decía la misiva escrita por Gómez-Ocaña.

Cospedal, “Persona Sin Alma”

De ahí que sonrojen las declaraciones de Carmen Riolobos, cuando la hemeroteca nos recuerda a todos los salvajes recortes aplicados por la actual ministra de Defensa, lo que le valió el título de “Persona Sin Alma”, ya que el 60,76 por ciento de las personas que participaron en la tercera edición de ese “premio” no dudaron a la hora de señalarla como la responsable directa de la debacle de la Ley de Dependencia y de los salvajes recortes que llevó su Gobierno en materia asistencial, como lo prueba que 9 de cada 10 cuidadores fueran expulsados del sistema de la Seguridad Social, o lo que es lo mismo, 8.961 familias en Castilla-La Mancha dejaron de percibir la prestación económica para atender a un familiar dependiente. Una amplia lista de agravios que llevó a María Dolores Cospedal a alzarse con este más que merecido galardón concedido por la Plataforma de la Ley de la Dependencia castellano-manchega.