Política
El magistrado de la Audiencia Nacional Eloy Velasco. EFE/Archivo
El magistrado de la Audiencia Nacional Eloy Velasco.
|
Fuente
:
EFE

Un micrófono abierto 'pilla' al juez Velasco cargando contra el "teatro" de los imputados del caso Lezo

"Es muy duro, la gente se cree que pueden hacer teatro todos, porque en nombre de la defensa está todo permitido, y yo tengo que ser dios y aguantar"

827
Vie, 19 Ene 2018

"Es muy duro, la gente se cree que pueden hacer teatro todos, porque en nombre de la defensa está todo permitido, y yo tengo que ser dios y aguantar". Es uno de los comentarios del juez Eloy Velasco tras escuchara uno de los abogados de los imputados en Lezo antes de ser trasladado a la Sala de Apelaciones de la Audiencia Nacional, según avanza el diario El Mundo. El entonces instructor de este caso de corrupción liderado presuntamente por el expresidente madrileño Ignacio González mostró su desesperación por las estrategias de la defensa y algunos de los investigados tras la declaración de la secretaria de González, Clarisa Guerra. No se dio cuenta de que un micrófono abierto captó toda la conversación.

"A mí lo que me quema es el teatro, porque a mí no me pagan por aguantar esto", se quejaba ante sus compañeros. "Tú no te puedes imaginar la presión de todos estos", refiriéndose a los abogados, "cada uno una táctica, cada uno un no sé qué, uno tocándote los huevos con dos abogados, el otro con siete...". 

Sobre la secretaria, se queja de que se haya hecho la tonta durante la declarazación a pesar de que se la haya oído en las grabaciones perfectamente enterada. "Esto es un paso para arriba de la Infanta", ironiza el magistrado. "Si la hemos oído, sabemos cómo es, ¿por qué hace teatro?", añade. Sigue hablando de que "malísimo" y "muy duro para un juez" ver a imputados haciendo "teatro". "Cuando quería hablaba muy bien, imitaba de puta madre y llamaba coletillas [motes] al que le daba la gana, y ahora...", continúa con desesperación.

"Me pongo a llorar y a hacerme la tonta. Es: 'Compadécete'. Y yo: 'Compadécete tú de mí también'. Conteste o no pero no me empiece a marear, a preguntarme usted a mí, a hacerse la tonta...", añade.

Justo después de la declaración de Clarisa Guerra tiene que recibir a uno de los abogados. Su comentario es de lo más gráfico: "Que pase un abogado y con que sepa hablar me basta... Que no me venga cada uno a contar una vaina porque yo estoy cansado ya, porque esta noche no he dormido, la anterior dormí dos horas... En estas operaciones estos creían que yo era de hierro, pero yo soy una puta mierda como todo el mundo".