Política
Pablo Iglesias preside la reunión del Consejo Ciudadano Estatal del pasado 6 de octubre fuente Podemos
Pablo Iglesias preside la reunión del Consejo Ciudadano Estatal del pasado 6 de octubre
|
Fuente
:
Podemos

Iglesias presenta su nuevo boceto de Podemos para hacer frente al desgaste

El secretario general vuelve para exponer ante la Ejecutiva su plan estratégico de 2018: recuperar el debate social y erigirse como única oposición

400
Vie, 12 Ene 2018

Pablo Iglesias ha estado desaparecido más de 20 días. El secretario general de Podemos protagonizó su última aparición pública el pasado 19 de diciembre en el acto de cierre de campaña de los Comunes de cara al 21D junto a Xavier Domènech. ¿Dónde está Iglesias?, era la pregunta que periodistas y ciudadanos se hacían desde entonces. El líder morado ha escapado del foco mediático, pero tal y como explica el protagonista de la película Pequeños Guerreros, Alan, “que no lo veas no quiere decir que no exista”. Pablo Iglesias ha estado trabajando en un informe que presentará este sábado 13 de enero al Consejo Ciudadano Estatal, el máximo órgano del partido entre asambleas (que se reunió por última vez, de manera presencial y ordinaria, en octubre del 2017).

Iglesias pedirá aparcar el debate territorial y primar la agenda social

En el documento, Iglesias incluye las líneas maestras de la estrategia morada para este nuevo curso. Esa ha sido la ocupación que ha estado desarrollando en la sombra el secretario general: cincelar el nuevo Podemos.

El descalabro

El curso político de 2017 ha pivotado en torno a la cuestión territorial. El desafío soberanista ha marcado la agenda y el debate secesionista ha lastrado a los morados. Los Comunes, cuyo candidato era Xavier Domènech, perdieron tres escaños con respecto a las autonómicas de 2015 (de 11 que tenía Catalunya Sí que es Pot ha pasado a cosechar tres), al tiempo que se encuentra en caída libre en las encuestas. A pesar de que Pablo Iglesias aseguró en los pasillos del Congreso que el auge de Ciudadanos no le preocupa porque “es un partido que gana encuestas, pero pierde elecciones”, lo cierto es que en Catalunya Inés Arrimadas fue la ganadora -tanto en votos como en escaños- y a nivel estatal los naranjas están comiendo terreno al Partido Popular.

Pero el desgaste no solo se reduce al ámbito electoral. En el 2017 los críticos de Podemos han implosionado: desde la batalla entre Iglesias e Íñigo Errejón en Vistalegre II hasta la guerra por el control del tribunal de Garantías, pasando por Madrid y Ramón Espinar hasta llegar al juicio por el pacto con En Marea y el caso Dante Fachín. Se ha llegado incluso a confabular sobre el nombre de Podemos y las expectativas de los sectores errejonistas, y esta misma semana ha trascendido un informe elaborado por Alberto Garzón, líder de sus socios de Izquierda Unida, con el que da un ultimátum para redefinir la relación entre ambas fuerzas.

El nuevo Podemos (el de siempre)

Precisamente en todas esas cuestiones ha estado trabajando Iglesias, y este sábado podrá verse el resultado. Una de las conclusiones de ese informe es que, para paliar los efectos del desafío soberanista, deberán de aparcar la discusión territorial y primar el debate social: Educación, Empleo, corrupción…

La alianza con Izquierda Unida será una de las cuestiones principales

Desde Podemos subrayan que "el bloqueo del problema catalán" ha provocado que solo se hable de ese tema y se tapen otros asuntos que afectan a la vida cotidiana de los ciudadanos, como la Sanidad, la precariedad del empleo o las pensiones. Por este motivo, Iglesias apremiará a los suyos a situar estos asuntos, de nuevo, en la centralidad del discurso político: "El debate territorial es importante pero éste no es ni el único ni el mayor problema de España, y queremos que se hable de aquellos otros que, además, afectan a la vida diaria de los catalanes y de todos los españoles", señalan fuentes.

Otro de los puntos que estará sobre la mesa es la alianza con Izquierda Unida, que pide una mayor presencia al tiempo que solicita revisar los términos del acuerdo. Sin embargo, la propia Irene Montero aseguró no compartir la premura con la que Garzón pide rediseñar la coalición. Eso sí, la portavoz parlamentaria matizó que “vamos a seguir trabajando para fortalecer la unidad” y continuar construyendo un espacio político de cambio.

Podemos trabajará en este 2018 en la construcción e instauración en el imaginario colectivo de un discurso en el que los morados se erijan como la única oposición frente al “bloque monárquico” conformado PP, Ciudadanos y PSOE. Con respecto a este último, incidirán en que, pese al regreso de Pedro Sánchez, en las grandes cuestiones como el 155, los socialistas se han situado junto al Gobierno de Mariano Rajoy.

La reunión dará comienzo a las 10:00 horas y la comparecencia de Pablo Iglesias está prevista para no antes de las 17:00 horas. Será entonces cuando revele todos y cada uno de los detalles de la hoja de ruta que ha esbozado durante las navidades.

 

Adrián Lardiez es redactor de El Plural