Política

Repugnante acoso a una linier: "Le metía el banderín por el coño hasta que salga por la boca"

Niños de 13 a 14 años increpan soezmente a una joven árbitro en un partido de fútbol

3K
Mar, 5 Dic 2017

Los campos de fútbol siguen siendo foco generadores del machismo más agresivo verbalmente. Este domingo pasado se jugaba en el campo de Los Manantiales del municipio malagueño de Alhaurín de la Torre el partido entre el equipo local y el Fuengirola de la categoría de Segunda Andaluza Juvenil. En el aforo numerosos aficionados locales de temprana edad, los propios de la categoría que se jugaba, niños y adolescentes entre 14 y 17 años.

"Qué cara de guarra y de follar bien..."
En el transcurso del enfrentamiento deportivo un grupo de seguidores del Alhaurín no pararon de ofender con frases soeces y machista a la joven linier malagueña, Eva Alcaide. Esta asistente no ha podido más y ha denunciado los insultos machistas que recibió a lo largo el partido. Tanto fue el acoso de este grupo de aficionados que el propio club local, en un gesto que le honra, tomó la decisión de expulsar en el descanso al ser informado por el trío arbitral de esta tensa y rechazable situación.  Este grupo de jóvenes espectadores le dirigió a la asistente desde la grada frases sexistas y ofensivas como «madre mía, la línea, ¡qué culo!», «yo la cogía de la coleta y la ponía a 4», «yo le hacía de todo» , «madre mía, qué cara de guarra y de follar bien», «como te duches en el vestuario, espero que no se te caiga el champú porque te voy a aparecer por detrás», «¿eres virgen?», «si es lesbiana me pone incluso más todavía», «menudo tanga» o «voy a tener que saltar al campo»,  entre otras vomitivas expresiones machistas.
La joven linier, menor de edad, tuvo que soportar 45 minutos de todo tipo de comentarios machistas desde la grada por este grupo. Eva Alcaide pidió al equipo local que hiciese algo. Ante esta denuncia -si no llamada de socorro- el club decidió expulsarlos de manera inmediata.

"Un mundillo de tíos"
Estos insultos fueron recogidos en el acta por el árbitro Roberto Ocaña y denunciados en su cuenta de Twitter por la asistente, de 17 años, que censuró las «barbaridades» que debió escuchar y soportar durante 45 minutos, hasta que trasladaron los hechos a responsables del club local y éste expulsó a los autores de esas agresiones verbales. «Me he sentido totalmente acosada e incluso he llegado a tener miedo por lo que podrían hacer después. He tenido que estar aguantando todo lo que he escuchado», ha denunciado la joven asistente, «joyitas bastante fuertes» por «el simple hecho de ser mujer y estar en un mundillo de tíos como es el fútbol y el arbitraje», ha recalcado.

Niños de 13 años
Eva Alcaide reconoce que ha estado «incómoda en un campo de fútbol», al que se supone que va a ejercer una actividad que le «gusta y apasiona» y a divertirse tanto ella como «los jugadores, padres y espectadores». «Lo mejor de todo es que el grupo de niñatos no tenían más de 17 años,incluso había niños de 13-14, y han planeado e intentado hasta tocarme el culo», ha añadido la asistente, que con su denuncia quiere «concienciar» a la sociedad para evitar hechos de este tipo, además de apelar a la necesidad de educar y de actuar para prevenirlos. La joven linier ha querido explicar en un hilo de Twitter cómo se ha sentido y denunciar la situación.