Política

El vídeo que desmonta las falsedades de ‘Help Catalonia’ arrasa en Youtube

Save Catalonia muestra la otra cara del independentismo y recuerda que Cataluña nunca fue un país

4K
Mié, 18 Oct 2017

El vídeo de Òmnium Cultural ‘Help Catalonia’, plagiado, por cierto,  de los ucranianos, se ha encontrado con una dura competencia. Un usuario ha subido a Youtube otro que ya cuenta con más de 44.000 visualizaciones, en el que se desmontan las 12 mentiras defendidas por los independentistas en su vídeo.

Subido por un usuario llamado Save Catalonia, el nuevo vídeo muestra la otra cara de la crisis en Cataluña, de la que no hablan los independentistas: el asedio a la Policía y la Guardia Civil, la quema de banderas españolas, entre otros hechos. Además, esgrime la historia para desmentir las falacias del separatismo.

Cataluña nunca ha sido un país independiente
En el vídeo se describe a España como una nación “abierta al mundo y solidaria” y a Cataluña como “una de las regiones más prósperas de España, con uno de los niveles de más autogobierno de Europa”.

El autor echa mano de la historia para recordar que Cataluña nunca ha sido un país independiente, sino que “formó parte del Reino de Aragón, que hace más de 500 años se unió con la Corona de Castilla”.

Todos los españoles tienen derecho a votar
“En Cataluña, como en el resto de España, sus ciudadanos viven en democracia con plenos derechos y libertades y el Estado protege la diversidad cultural”, se añade en el vídeo que recuerda que España se rige por la Constitución”, que para ser modificada debe contar con el respaldo de una mayoría de españoles. Por lo tanto, una hipotética independencia de Cataluña tendría que ser respaldada por 47 millones de españoles y no por una minoría.

A continuación, el vídeo muestra las acciones violentas de los independentistas contra la Policía Nacional y la Guardia Civil, la quema de banderas y los desórdenes provocados en diferentes lugares de Cataluña, tras el referéndum del 1-O.

En el vídeo Help Catalonia de Òmnium Cultural se presenta a Cataluña ante el mundo como un pueblo oprimido por el Estado, que sólo quiere decidir su futuro democráticamente.