Política
María Dolores de Cospedal visita el acuartelamiento 'General Álvarez de Castro' en San Clemente de Sasebas (Girona), sede del Regimiento Arapiles 62.
María Dolores de Cospedal visita el acuartelamiento 'General Álvarez de Castro' en San Clemente de Sasebas (Girona), sede del Regimiento Arapiles 62.
|
Fuente
:
TWITTER

Cospedal recuerda a los militares de Girona su obligación de mantener la unidad de España

La ministra de Defensa está de gira por los cuarteles de Cataluña para agradecer la acogida a policías y guardias civiles

208
Mar, 17 Oct 2017

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha vuelto a arengar a los militarales españoles espoleando su obligación de mantener la unidad de España. Una obligación que “da fortaleza a España”, ha dicho, en su visita al cuartel del Ejército de Girona que ha alojado a los agentes de las Fuerzas de Seguridad desplegados en Cataluña por el desafío secesionista.

Acompañada del Jefe del Estado Mayor del Ejército, general Francisco Javier Varela, Cospedal ha visitado el cuartel de Sant Climent de Sescebes, donde se ubica el Regimiento de Infantería Arapiles 62, a cuyos integrantes ha agradecido la acogida que han dado a 240 agentes de la Guardia Civil.

La ministra de Defensa ha hecho entrega al jefe del acuartelamiento de una placa de agradecimiento que, a su vez, le dio el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, a instancias de la Guardia Civil.

En las palabras que ha dirigido a los militares de Sant Climent, Cospedal ha aseverado que tanto el Ministerio de Defensa como el Ejército de Tierra se sienten "muy orgullosos" y "muy identificados" con las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Ha recordado que la función de las Fuerzas de Seguridad del Estado y de las Fuerzas Armadas es "defender el orden constitucional, la integridad territorial, el ejercicio de los derechos humanos y la libertad de todos los españoles".

"La ley es el arma más potente para ello y es una obligación defenderla", ha dicho Cospedal quien ha apelado entonces a la unidad que da "fortaleza a España" y ha insistido en la obligación de mantenerla.

Sin citarlo se ha referido al desafío secesionista al que es necesario responder con "la aplicación de la ley y la convivencia", incluso "con fandangos", en alusión al guardia civil que respondió así a la protesta de un grupo de independentistas desde la ventana del hotel donde se alojaba.

La ministra ha destacado que es un orgullo tener una unidad como la de Sant Climent de Sescebes que, ha señalado, es "un pedazo de España y de Cataluña", y ha agregado que España está "muy orgullosa" de "la vocación de servicio a su patria" de sus militares.

Nada más concluir esta visita, la ministra de Defensa se ha dirigido en helicóptero a Barcelona, donde tiene previsto agradecer también a los militares del cuartel de El Bruch que hayan acogido a 72 guardias civiles y 82 policías nacionales de los agentes desplegados por el Ejecutivo antes del pasado 1 de octubre.