Política
Oriol Junqueras y García Molina.
Oriol Junqueras y José García Molina.

El PP se rasga las vestiduras porque el vicepresidente de CLM se reúne con Junqueras…

…pero ve normal que Sáenz de Santamaría coma con el independentista

210
Dom, 24 Sep 2017

Vamos a intentar explicarlo, aunque ya les advertimos que es difícil de comprender. El caso es que el PP que preside María Dolores de Cospedal en Castilla-La Mancha ha puesto el grito en el cielo porque el vicepresidente del Gobierno del socialista Emiliano García-Page y líder de Podemos en tierras castellano-manchegas, José García Molina, se desplazó a Barcelona (por cierto su tierra natal) donde mantuvo una reunión con su homólogo de la Generalitat, Oriol Junqueras, y con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. El PP pide a Page que cese “inmediatamente” a García Molina porque considera “inasumible” ese encuentro, pero, sin embargo, ve normal que la vicepresidenta del Gobierno de la nación, Soraya Sáenz de Santamaría, haya mantenido hasta cinco reuniones (conocidas y públicas) con Junqueras en su condición de número dos del Ejecutivo que preside Mariano Rajoy. ¿Dónde está la diferencia?

¿Debe dimitir Sáenz de Santamaría?

Aplicando la máxima de los líderes del PP castellano-manchego, Soraya Sáenz de Santamaría debería ser cesada por Mariano Rajoy por mantener reuniones y comer con Oriol Junqueras en diciembre de 2016, y en enero, abril, junio y julio de 2017, sabiendo como sabía que el vicepresidente del Gobierno catalán le informó en todas las reuniones de los deseos, ahora confirmados, de los independentistas de convocar el referéndum del 1-O. Concretamente, en la reunión del pasado enero, Santamaría certificó que el Ejecutivo de Mariano Rajoy no negociaría la soberanía porque no disponía de ella mientras que el republicano le transmitió la decisión irrevocable de la Generalitat de convocar la consulta aunque sea sin permiso del Estado. Blanco y en botella.

Quieren tapar su corrupción

Y claro, ante tamaña contradicción, el PSOE manchego lo tiene meridianamente claro, como lo expresa en declaraciones a ELPLURAL.COM el diputado socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, Miguel González, quien acusa a los dirigentes del PP de la región de “buscar el enredo y el ruido para tapar sus pufos” y asuntos de presunta corrupción que, “un día sí y otro también, aparecen en los medios de comunicación, un goteo que no cesa”. González se refiere a la noticia de estos días donde se recoge que “el juez del caso Taula cita por financiación ilegal a la tesorera nacional del PP”. Como recordaba el diputado socialista, “Teresa Navarro fue nombrada directamente por Cospedal y de eso no quieren que se hable”, concreta.

Otras “dimisiones”, como Rosa Romero

Y esta es la única escusa para “crear cortinas de humo y desviar la atención” pidiendo el cese del vicepresidente segundo del gobierno regional y responsable de Podemos José García Molina, por su reunión con Oriol Junqueras en Barcelona. Para el parlamentario socialista, “si el PP fuera coherente” debería pedir también la dimisión de la vicepresidenta del gobierno de Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría, que “se ha reunido en multitud de ocasiones con Junqueras”. A lo que añadía, “no hemos oído a los dirigentes del PP pedir su dimisión o su cese, ni la de Rosa Romero, vicepresidenta del Congreso con el apoyo y los votos de fuerzas independentistas”.

Molina no representaba al Gobierno de Page

Además, Miguel González aporta un matiz importante, como que “García Molina ha ido a esa reunión con Junqueras en su calidad de responsable de políticas autonómica de Podemos y no como vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha”, añade, “sin embargo, en el caso de Soraya Sáenz de Santamaría fue como miembro del Gobierno de Rajoy”. En este sentido, González deja muy claro que “el presidente García-Page y nuestro partido ha sido firme y rotundo en la defensa de la Constitución, de la legalidad democrática y en la defensa del papel que están jugando las instituciones constitucionales de nuestro país” en el conflicto catalán, para seguidamente subrayar que “todos tenemos que buscar soluciones, soluciones que lamentablemente el PP por ahora no ha puesto sobre la mesa, pero que pasan por el diálogo como lleva proponiendo el PSOE desde hace mucho tiempo”.

El PP, “erre que erre”

Sin embargo, este sólido argumento no sirve de nada para el secretario general del PP de Castilla-La Mancha, Vicente Tirado, quien este domingo afirmaba en Talavera de la Reina que si el presidente de la región, Emiliano García-Page, no cesa al vicepresidente segundo y líder de Podemos, José García Molina, se convertirá en “cómplice” de quien propugna que se vote en Cataluña. Si no procede a su cese, insistía, “será cómplice de quien está, día sí y día también, propugnando que se pueda votar en Cataluña.”Ni un día más”, --añadía--, “ni una hora más, se puede pasar sin que Page cese a su vicepresidente”, ha reiterado Tirado, que ha considerado que García-Page “es el culpable de la vergüenza y el bochorno que estamos sufriendo los castellano-manchegos durante este fin de semana”.