Política
El alcalde del PP de Almendralejo, José García Lobato. Facebook PP de Almendralejo
El alcalde del PP de Almendralejo, José García Lobato.
|
Fuente
:
Facebook PP de Almendralejo

La Púnica en Extremadura: un intento de mordida y un alcalde del PP investigado

Mientras el PP niega la imputación de José García Lobato, el PSOE les acusa de mentirosos y exigen su dimisión

200
Mar, 19 Sep 2017

“180.000 razones para dimitir”, las mismas que los euros que podría haberse embolsado el alcalde popular de Almendralejo (Extremadura) como mordida de haber conseguido las adjudicaciones planeadas, que finalmente se quedaron en el aire. Esto es lo que denuncia el PSOE de Almendralejo alegando que su alcalde, José García Lobato, dimita y deje de asegurar que no está cercado por la Púnica.

Que la trama Púnica dio el salto de Madrid a Extremadura entrando por Almendralejo es algo que el PSOE lleva años denunciando. Ahora, con un informe en la mano de la UCO, de 126 páginas, esta denuncia se convierte en una realidad a seguir investigando.

Ya lo dejó por escrito el juez Eloy Velasco antes de dejar la Audiencia Nacional y, con ello, la instrucción de la trama corrupta de la Púnica. Dejó una serie de instrucciones para que las siguiera su sucesor, y entre ellas, la petición de investigar todos los caminos de la Púnica que llevan hasta Lobato. Ahora, esas investigaciones se plasman en un informe de la UCO y en la imputación de cuatro delitos: cohecho, fraude, revelación de secretos y tráfico de influencias por intentar adjudicar la gestión de la luz del municipio a Cofely SA, con un contrato amañado, por valor de 20 millones de euros.

El PSOE lo tiene claro, el alcalde y el teniente alcalde prepararon la privatización del alumbrado del pueblo con unos pliegos hechos a la medida de la empresa Cofely.

126 páginas de investigación

“Este informe de la UCO corrobora, palabra por palabra, todo lo que hemos venido contando”, ha celebrado la líder del PSOE el Almendralejo, Piedad Álvarez en declaraciones a ELPLURAL.COM. “La UCO ha conseguido muchos correos electrónicos y llamadas telefónicas que van poniendo negro sobre blanco que, presuntamente, la empresa Cofely llevaba mucho tiempo trabajando junto a Lobato para conseguir esa adjudicación”.

Es más, el PSOE no tiene ninguna duda de que fue la propia Cofely la que redactó los pliegos de la adjudicación para asegurarse el contrato, sin dejar espacio a otras empresas.

“Nosotros denunciamos que los pliegos los hacia la empresa y, presuntamente, se los remitía al Ayuntamiento con chapuzas tan visibles como que llevaba incluidos los datos del clima de Madrid y no los de Almendralejo. Lo dijimos hace años y ahora lo demuestra la UCO”, mantiene Álvarez.

Según ha contado la líder del PSOE de Almendralejo a ELPLURAL.COM, Endesa les comunicó por escrito que no se presentaba al concurso de eficiencia energética porque no tenían tiempo suficiente para preparar una oferta pero “Cofely, que es más pequeña, sí, porque llevaban años hablando con técnicos, con el alcalde y con más tráfico de correos electrónicos que en la M-30”.

Y es que, el informe de la UCO es claro, el alcalde popular de Almendralejo había pactado, para él y toros políticos, una mordida de 180.000 euros más el 2% anual a cambio de hacer todo lo posible para que la adjudicación del contrato de eficiencia eléctrica fuera para Cofely. Incluso idearon una fórmula que recoge la UCO: Fee: 180K € + 2% sobre CA anual.

José García Lobato, el alcalde del PP de Almendralejo. YouTube

El PP defiende a su alcalde

Tras las investigaciones de la UCO, tiene la palabra el juez instructor del caso, aunque hay que recordar que Lobato ya fue citado a declarar como investigado ante el magistrado el pasado mes de julio.

Y aquí nace otra polémica. Mientras que el PP mantiene que Lobato no está investigado, pues el juez todavía no le ha llamado, el PSOE de Extremadura acusa a los populares de intentar ocultar la verdad.

Monago y el Partido Popular de Extremadura intentan ocultar con mentiras el intento de apropiarse de 180.000 euros por parte de José García Lobato”. “El PP les dice a los ciudadanos que Lobato no está imputado en el caso, mienten, ya que declaró ante el juez como investigado el pasado mes de julio”, mantienen los socialistas y recuerdan en un comunicado que “la figura imputado ha pasado a llamarse investigado en el nuevo Código Penal, siendo ambas exactamente lo mismo”.

Por eso, piden una vez más su dimisión. “Lobato debe dimitir dada la gravedad de los acontecimientos y si no lo hace él, Monago debe obligarle a abandonar el puesto, porque sino el también será cómplice de este intento de apropiación de dinero público”. Lobato “no puede estar ni un minuto más al frente de una institución a la que ha intentado estafar tal y como refleja el informe de la UCO”.

Y añade Álvarez, “él sigue cobrando 4.000 euros todos los meses por tomarnos el pelo. Almendralejo está paralizado porque no tenemos presupuestos. Los últimos son del 2010” que los hicieron el PSOE y Lobato, del PP, entró en 2011 con mayoría absoluta. “Tiene mayoría absoluta, no tienen ningún impedimento para hacer unos presupuestos propios, pero no le da tiempo porque está ocupado en otros enredos como adjudicar por comisiones”.

Supuestos amaños de contratos y consumos inflados

Como ya explicó ELPLURAL.COM a principios de junio, todo empezó cuando el Ayuntamiento del PP presentó unos pliegos para privatizar el alumbrado público del pueblo. Al concurso se presentaron dos empresas, una de ellas Cofely.

Fue entonces cuando al PSOE empezaron a no cuadrarle las cosas. Al escribir en los buscadores de internet partes de los pliegos de adjudicación, encontraban que párrafos enteros eran idénticos a los pliegos que se habían aprobado en otros municipios. “Todos de Madrid, todos en los que sus alcaldes están ahora en prisión o investigados por la Púnica”, como es el caso de Móstoles, Serranillos, Valdemoro con Francisco Grandos… “Todos los indicios nos llevaron a pensar que los pliegos habían sido elaborados por la propia empresa Cofely”.

Por eso, en 2015, formalizaron una denuncia ante la Audiencia Nacional. Pero aún tenían más pruebas. Los socialistas venían de haber gobernado anteriormente en Almendralejo, con los datos en la mano, descubrieron que en los pliegos “se había inflado un 30% el consumo y eso es beneficio limpio para la empresa”, para Cofely, que era la empresa para la que se estaba supuestamente amañando la adjudicación.

El alcalde del PP de Almendralejo en el homenaje a Millán Astray

Una adjudicación que nunca se dio

Finalmente, la adjudicación nunca se llegó a dar a Cofely. Antes de que se pudieran cerrar todos los detalles, se produjo una denuncia de un guardia civil y la UCO se personó en el pueblo para llevarse los pliegos y toda la documentación. Así nació esta pieza separada, la número 6 dentro de la trama Púnica.

 

 

Natalia Castro es redactora de El Plural